22.7.08

Bonito Día Para Un Exorcismo

Pues... resulta que habíamos desconectado el ordenador (sí, el que falla como una escopeta de feria y ahora se había quedado sin sonido. Otra vez) y llevado al taller. Y ahí, sin llegar ni a tocarlo, nos dijeron que quizá habría que hacer un formateo a saco de todo el disco duro, así que lo llevamos de vuelta a casa para que pudiera hacer una copia de seguridad de tropecientos mil archivos.

Y al volver a conectar todos los cables exactamente igual que antes y encenderlo... pues... que el sonido volvía a funcionar.

Porque sí.

Por las buenas.

Sólo se me ocurren dos explicaciones. La primera, que mi ordenador sufre claustrofobia y si no se le saca a pasear a menudo, se pone malito, le entran ataques de ansiedad e incluso empieza a perder el habla. A veces hasta se pone de color azul...

La segunda es la explicación cuya consecuencia lógica consistiría en colocar al ordenador un sistema de refrigeración líquida.

Con agua bendita.

2 comentarios:

FiveJacoby dijo...

O eso, o que la tarjeta de sonido (si es independiente, claro) está un poco floja y al moverlo se coloca y descoloca. Te lo dice un no-informático que trabaja en el Media Markt en la sección de informática y se ha topado con un par de casos así... Por cierto, si la gente cree que tú eres informático, a mí me ocurre que se creen que soy el sobrino de Bill Gates, por lo menos.

Dani el Mutante dijo...

El tema es que el sonido no es una tarjeta independiente, sino que está integrado en la placa. Esto... ¿sabes tú el teléfono del Padre Merrin? o_O

Cuando la gente cree que perteneces a la familia Gates, tú diles que en ese caso no estarías trabajando en un Media Markt. De hecho ni siquiera trabajarías... ;O)

Bueno, hace unas horas en el AK te he dicho que te respondería. Son las 5 de la mañana (no hay sueño, no hay dolor), y aquí estoy. Un mutante nunca miente. ^__^