14.10.08

Fantasmas del Pasado

Bueno gente, este es un post bastante especial y de tamaño XXL. Tanto que, de hecho, recomendaría a muchos de los habituales que se lo saltaran. Trata sobre asuntos de mi pasado que sólo concierne a algunas personas, y lo más seguro es que al resto os aburra soberanamente. Leedlo si queréis, pero que conste que he avisado.

En mi último post he hablado sobre diversas etapas de mi vida. Una de ellas, la que he metido dentro del apartado de la 2ª Encarnación, hace referencia a unos años bastante desagradables que me marcaron mucho. Concretamente he comentado cosas sobre Los Húngaros que, dicho sea de paso y ya sin coñas, no es más que un grupo de amigos. Esos comentarios no tenían la intención de reavivar ninguna llama, sino simplemente recordar un momento concreto de mi vida (igual que he hecho en el resto del post) señalando algunos de los puntos que más me marcaron.

Por desgracia, esos comentarios han desatado una reacción inesperada (o quizá no tanto). Uno de los Húngaros entró en mi blog y dejó un comentario. Como sus primeras palabras eran algo del estilo "ya estamos otra vez" y no me daba la gana de discutir, no me molesté en leer el resto. Entonces recordé que los Húngaros nunca me habían permitido escribir en su foro, así que decidí eliminar el comentario. Toda acción tiene una reacción, aunque ésta a veces llegue tarde.

Y quisiera aclarar eso mismo. En la época en que conocía a Los Húngaros yo era más joven, más inexperto y, desde luego, mucho más inocente y solitario. Eran los años mozos de internet (cuando los modems de 56k eran lo más de lo más), y a través de ese medio encontré una forma de conocer a más gente y compartir aficiones. Era feliz, nos los pasábamos bien y había un agradable ambiente de buen rollo, con bromas simpáticas y con la seguridad de que si te equivocabas al expresarte, nadie te lo iba a echar en cara y podías corregirte a ti mismo sin problemas.

Entonces llegaron los Húngaros, que por entonces aún no se llamaban así. Eran varias personas que se hicieron amigas al poco tiempo. Estas personas (especialmente 3 ó 4 de ellas) tenían una forma de ser que chocaba totalmente con la de los demás. Así como para nosotros lo divertido eran las bromas simpáticas que no hacen daño a nadie, para ellos lo divertido era contestar casi siempre con sarcasmos, ironías, comparaciones hirientes y bromas de mal gusto. Que no quiere decir que obraran mal por propia decisión, sino simplemente que no eran conscientes del daño que hacían.

Y a mi, personalmente, me hicieron MUCHO daño.

Durante años, nuestras conversaciones fueron degenerando en una espiral de ataques y disculpas. Es bien cierto que muchas veces dije cosas que estaban fuera de lugar, pero también es verdad que nunca las habría dicho de no haber conocido a esa gente. Yo era (y soy) una persona bastante sensible e influenciable, y tal vez por ese motivo intenté ponerme a su altura para no quedar excluido. Fracasé estrepitosamente y eso sólo sirvió para empeorar las cosas. Ignoro si su intención fue cambiarme, pero realmente lo consiguieron. Pero a peor. Me convirtieron en un auténtico cabrón desalmado. Al cabo de un tiempo me harté y, viendo que ya no era más que un bufón sin personalidad, me volví contra ellos y empecé a hacer todo aquello de lo que se me había acusado injustamente. Y cuando me cansé de ellos, los tiré. Como se tira un juguete viejo, usado e inservible.

Han pasado años desde entonces. Abandonar aquello me hizo salir a la calle y conocer a mucha más gente. Me volvió una persona más abierta y social. Y desde luego, hizo que ya no me preocupara más por los Húngaros, sobretodo cuando me di cuenta que casi nadie piensa realmente como ellos (afortunadamente). Pero los cambios que experimenté entonces fueron demasiado grandes, y casi toda la inocencia había desaparecido.

Lo dicho, que dejarles atrás fue lo mejor que podía pasarme. Pero las secuelas seguían ahí, latentes, y tardé mucho en recuperarme (el Anti-Karaoke ayudó bastante). Ahora, en un post se me ha ocurrido comentar esa parte de mi vida (que insisto, había dejado atrás. Sólo estaba recordando en voz alta, como quien dice), y parece que ha levantado algunas ampollas.

Pues no, no me arrepiento de lo que he dicho. Tengo todo el derecho del mundo a hablar de una gente que estuvo a punto de provocar (de forma inconsciente) que me suicidara. Tengo todo el derecho del mundo a recordar, a criticar y a reflexionar. Y tengo todo el derecho del mundo a no dejar entrar a ninguna de esas personas en MI blog, si yo lo considero correcto.

Aunque ahora precisamente me dispongo a contradecirme. Porque me ha llegado un mensaje que me ha sorprendido bastante. Es de un Húngaro, uno de los que más me marcaron precisamente (aunque no el que más). Este si lo he leído porque le eché un vistazo por encima y me llamó bastante la atención el hecho de que no parecía la misma persona que yo recordaba. Y en cierto modo es así.

Es Adrian "Adriwan" Daine. Y este es el mensaje (lo eliminaré si lo crees conveniente, pero dado que lo has enviado como un comentario, supongo que no te molestará que lo publique, ¿no?):

Pues sí que han pasado años, sí. Yo peinaría canas si me quedara un pelo en el cuero cabelludo, he aumentado de diámetro y me ha dado tiempo a independizarme y ser un esclavo de facturas, nóminas y alquileres. Cierto que alguna vez me ha venido a la mente lo que hacía en internet, y joder, alguna vez hasta he revisado los históricos para ruborizarme de las tonteridas que era capaz de soltar en cinco párrafos, pero bueno... era joven, impulsivo, me creía gracioso...

Mira, Shimart, sin dobles sentidos ni ironía pérfida o como cojones lo llamáramos hace años ¿cinco, pueden ser?: lo siento. No te he odiado en mi puta vida, o sea que igual es deducible que todo lo que te haya podido decir en el pasado se te haga más cruel: al menos si hubiera tenido algo contra ti todos esos mails y posts kilométricos habrían tenido algún sentido. No te conozco en persona y dudo si tendré la oportunidad de hacerlo en un futurible viaje a Barcelona. Tampoco me importa demasiado, pero no por alguna especie de superioridad moral, sino porque, en serio, tengo mayores preocupaciones que desfacer el entuerto con alguien a quien no conozco. Es más, hace meses que no escribo en la lista de correo húngara y creo que alguno de los húngaros me guardará un justo rencor porque he perdido tanto el contacto que incluso pisando Madrid no he pegado un toque ni nada. No quiero que te lo tomes como excusa, pero fíjate: a algunos nos ha servido este post como reunión virtual de ex-alumnos, ex-sectarios, ex-húngaros o como nos quieras llamar. No sé si eres consciente, pero algunos hemos pasado por encima de todo esto a lo largo de los años por la trivialidad que nos supuso un par de rifirafes por internet. Mirando esos históricos, me doy cuenta de que no tuve contigo o con Lance más enfrentamientos que con otras personas. Lo que pasa es que a ti al menos te gustaba escribir y con el tiempo las parrafadas hacen bulto. En fin, que divago: me preocupa lo leído en este post porque veo que es algo que se te ha quedado dentro (o al menos no mereceríamos un espacio de tanto honor en el resumen de tu vida) y creo que lo exageras. Igual he desvirtuado el recuerdo de lo ocurrido, igual te tomaste demasiado en serio algo que no era más que un montón de chavales liándola en internet, no lo sé, así que con toda sinceridad te digo: lo siento. Espero que puedas pasar página de esto, no sé. No sé qué más decir, aparte de lo obvio: esto es un blog público, hay gente que te lee, y hay gente que te lee que conoce a la gente a la que recomiendas que se meta un dedo en el culo leyendo esto. No todo el mundo es un soplón, y desde luego más gente de la que crees es una portera.

Un saludo.


Esto ha sido una muy grata sorpresa y es uno de los dos principales motivos por el que he decidido escribir este post.

Adriwan: Acepto tus disculpas. Por favor, acepta tú también las mías, si he dicho o hecho algo que te haya herido. Creo que la conclusión de todo esto es bastante evidente: lo que para algunos era una diversión, para otros era un jodido infierno. Ese "montón de chavales liándola en internet" la liaron mucho más de lo que imaginas. Y no estoy hablando sólo de mí.

Mencionas también a Lance, y me consta que él lo pasó tan mal o incluso peor que yo. De hecho, él también me ha enviado un comentario pidiendo expresamente que lo publique, lo que constituye el segundo motivo principal de este post. Creo que no es necesario que explique mucho más porque, realmente, leyendo lo que Lance comenta, verás que ha sabido expresar perfectamente lo que yo mismo sentí entonces.

Este es su mensaje:

Hace tanto de lo sucedido, que los recuerdos se ven sesgados en la memoria, y no quisiera equivocarme.

Siendo sincero, no logro recordar que sucedió antes, ¿la llamada de Arús? ¿el ataque de los Tipos? ¿o la discusión en aquel foro que antaño compartíamos sobre el escarnio a Daniel?

A lo largo de todos estos años de distancia no me he concedido el rememorar lo ocurrido, no siendo algo que mereciera prevalecer en el recuerdo, pero ahora con la nueva discusión que vio germinar una vez más por Daniel, este hecho del pasado ha retornado, y creo que es adecuado aclarar, con la esperanza que en esta ocasión pueda ser definitiva, el asunto. Atando cabos sueltos para que no tropecemos con ellos.

Lo que diré quedará en esto, palabras pronunciadas a través de esta frívola pantalla, a las que bien podéis conceder cierta validez o mostraros indiferentes, pues una vez dichas no volveré a ellas. No tuve necesidad este tiempo pasado, no veo porque debo tenerla en los días venideros.

Decía que no recuerdo como sucedió todo, pero sí recuerdo qué sucedió, por lo cual no me esforzaré en procurarle un orden acertado, sino explicarme, tan solo, en lo debido.

Y demos comienzo con el afable Arús, que tantas horas de divertimento pudo concedernos entonces, con sus Tipos y sus Topos. Sabéis, creo que prefiero dirigirme a él como el misterioso Sr. Anónimo, pues este epíteto no resulta tan absurdo como el nombre escogido por el susodicho. Y es mucho más elegante, donde va a parar.

Por lo que puedo llegar a recordar, y de nuevo espero no someter la realidad a un conveniente sesgo cognitivo, pues no soy quién durante todos estos larguísimos años ha guardado conversaciones para poder corregirme al dudar, todo comenzó con una amistad. Suele suceder. Después aquello de chico conoce chica, y ya sabéis como se lía el asunto siempre.

Tal vez debería explicar algo sobre mí antes de continuar, algo que no muchos de vosotros conocíais, y desconozco si tras lo acontecido, llegasteis a conocer. Con dieciséis, debido a diversos motivos, padecí una depresión que, con diecisiete, llevó a prácticamente encerrarme en casa, delimitando mis salidas a lo justo y netamente necesario y compromisos familiares. Con dieciocho, cercanos los diecinueve, encontré en esta pantalla el medio para poder relacionarme con otras personas, de compartir aficiones, aprender de otros y descubrir, o eso creía ingenuamente, la amistad y el amor. Era un crío, sin rodeos. Y la cosa empeoró cuando, mientras hablaba con vosotros, cuando todo iba bien entre nosotros, para mí, en lo personal, empeoraba, y la depresión que arrastré tantos años derivó en un principio de anorexia. Esto nunca lo supisteis, no había necesidad. Aunque alguno de vosotros sí lo sabía. Por lo padecido, no tenía experiencia de vida, y todo eran inocentes ideales, convicciones personales en las cuales confiaba ilusamente. No es necesario que describa con más detenida cuenta este aspecto de mi vida, sirva tan solo para comprender que, por entonces, y como señalaba, no tenía experiencia de vida alguna, me resultaba muy fácil confundir la confianza que se traslucía en esta pantalla por una amistad y, por todo esto, lo que vino me dolió mucho más de lo que probablemente debería haberme dolido.

Vuelvo a decir que todo empezó con una amistad. La mía con Jazson, ¿lo recordáis? Lo cierto es que a pesar de la distancia y frialdad de este medio creí encontrar en él un amigo, con quién compartir palabras, aficiones y anhelos. Luego estaba Misha, ¿la recordáis? Y por la afinidad que ambos sentíamos para con ella, lo convertimos en una suerte de competición amistosa por ver quién lograba reclamar más su atención. Ridículo, contemplado ahora desde el tiempo y la distancia, pero debo insistir en que éramos unos críos.

Insisto en no recordar que sucedió antes, si mi defensa a Daniel o el asunto del Sr. Anónimo, pero no dudaré en que, a modo particular, me resultó muy casual que, en esas circunstancias, un anónimo (a pesar de lo de Arús, no dejaba de ser un desconocido) se dirigiera a mí para, precisamente, revelarme conversaciones entre Jazson y Misha donde, en algunas de estas, Jazson le inquiría a ella al respecto de mi persona, y la respuesta no era, para nada, por mí esperada. Asimismo, el indeterminado sujeto (que no tipo) me invitaba a leer dichas conversaciones en primera mano, ofreciéndose a facilitarme esto.

No recuerdo que vino después, ni tan siquiera si pedí explicaciones al respecto tanto a Jazson como a Misha sobre esto, lo que sí recuerdo son las bromas y los comentarios que surgieron una vez se supo, y que tanto mal me hicieron. Traté de explicarme, pero siempre tuve la sensación que os era indiferente todo lo que pudiera deciros. No importaba la amistad que yo creía tener con algunos de vosotros, había sido juzgado y sentenciado, sin posibilidad de pronunciarme en mi defensa. Tuve la sensación que en ningún momento considerabais aquello que os decía, que mis conocimientos de este medio, por entonces, se reducían a nivel usuario, y era incapaz de haber sabido hacer aquello de lo que se me acusaba. Que me resultaba demasiado casual que un desconocido se dirigiera a mi, precisamente a mi, insisto, teniendo presente lo que os conté de mi relación con Jazson, para revelarme conversaciones entre este y la tercera en discordia, Misha, y que esto me llevo a pensar, durante mucho tiempo, que el responsable había sido el propio Jazson, pero ahora no importa, pude equivocarme, pero tanto da. ¿Fue entonces cuando mantuvimos tantas conversaciones? No lo recuerdo con claridad, lo lamento. Creo que en algún punto parecía llegar a aclararse, lo dejamos estar y, aparentemente, todo retomó su curso normal. Pero no fue así. Sentí que habíais perdido el respeto en mí, que era incapaz de recuperarlo, y vi como reincidías en las bromas sobre un suceso tan reciente que tanto me afligía.

Eran bromas, solo bromas, diréis. Pero eran mordaces e hirientes. Eran persistentes. Y si os concedíais tanta confianza para dirigidos a mí de esa manera, para bromear a costa mía, también os la deberíais haber concedido para reflexionar sobre como esto podía afectarme. ¿Nunca pensasteis que con vuestras burlas podíais hacer daño? O tal vez, esto nunca os importó. Me daba la sensación, al final, que os resarcíais en vuestros comentarios punzantes, que disfrutabais a costa de la integridad de compañeros, la mayoría de los cuales buscaban solamente un rincón donde compartir sus aficiones con gente afín a ellos. Llegué a sentir que os en fortalecíais menospreciando con vuestro supuesta fina ironía al resto de aquellos que no pertenecían a vuestro circulo de amistad. Y este gesto de intolerancia, me defraudó. Me decepcionó porqué provenía de personas a las que, con el tiempo, y a pesar de la distancia, pude llegar a respetar, y de las cuales, sí, llegué a aprender. Lamentablemente, la última lección fue esta.

Por entonces, como ya he comentado, era un crío, ni experiencia de vida, ni acostumbrado a relacionarme, y con escasa paciencia, así que al ser victima de vuestras bromas, al descubrir personas con las que compartí lo padecido en mi vida, con las que incluso me había encontrado en persona, y que ahora me trataban con ese desprecio, sin consideraciones, me sentí terriblemente dolido así como traicionado. Y el dolor fue rabia, y todo eso que lleva al Lado Oscuro, ya se sabe. De lo poco que me arrepiento de entonces, fue de las cosas que pude decir antes de marchar. No fue apropiado, y lamento mucho los insultos que pude llegar a escribir. Es algo que quisiera corregir, pero no se pueden borrar las palabras en los corazones como en lo escrito a lápiz en un papel. Y lo lamento, e insistiré en pedir perdón por esto. Pero aún así pienso que la reacción fue justa con lo que vosotros habíais provocado.

¿Qué os concedía tratarnos así? Era gracioso, de acuerdo. Por supuesto para vosotros mucho más. Pero deberíais haberos parado un momento para reflexionar y pensar que no todo el mundo comparte vuestro particular sentido del humor, y que, para lo que vosotros tan solo eran pequeñas y vulgares chanzas, para otros, terminaban siendo una considerable falta de respeto.

El compartir tan solo unas líneas en un foro de opinión no os invita a dirigiros con ese desdén a personas que os son desconocidas. No os invita a concederos esa confianza, ni a hacer victima a cualquiera de vuestra ofensiva ironía. Que vuestra intención nunca fuera el menosprecio no significa que los otros pudieran saber esto, y deberíais haber sabido comprenderlo. Y al ver que alguien, cualquiera, reaccionaba en cierta medida ofendido a vuestras palabras, no deberíais haber continuado incidiendo. No mostrabais respeto, y optabais por seguir riéndoos. La totalidad de vosotros fuisteis los mayores (en edad) del foro, y ahora, pienso, que no lo parecía. Para nada. Lo siento.

En lo que atañe a Daniel, fue al comprender esto, probablemente, cuando en una de esas muchas discusiones que siempre le tenían a él como centro, salí en su defensa. No recuerdo sí aquello de los tipos y los topos sucedió antes o después, pero sí puedo decir que entonces, y por defender a un compañero, sentí que me convertíais en vuestro enemigo, añadiéndome en vuestra particular lista negra de personas a las que someter a la cruenta ironía.

Está mal que Daniel ahora, tras tanto tiempo, vuelva a recordaros. Pero también esta mal que vosotros, durante todos estos años, no hayáis dejado de recordarle, fuera en aleatorios o comentarios dispersos en los foros, y pienso que esto os invalidad a reclamarle nada, así como a criticarle.

Por mi parte, esto es todo. Como he dicho, esto es algo que hace tiempo logré superar. Ni menciones en mi blog, ni en foros, ni aleatorios. Ni mucho menos guardar conversaciones ni correos escritos entonces. Sin gestos infantiles. El volver a este recoveco de mi pasado ha surgido por lo sucedido en El Vórtice de Daniel, pero una vez expresado lo que debía, quedará de nuevo condenado al olvido.

Sirva todo esto, en conclusión, tan solo para pedir disculpas a dos personas por algo que dije y que, sí, no pude dejar atrás, lamentándolo desde entonces y esperando una oportunidad para excusarme. Aunque pueda pensar que mi reacción fue condicionada por vuestra actitud, y hasta cierto punto resultó comprensible, creo que estas personas no merecieron aquello que pude decir en su momento. Lo siento, Jamfris. Lo siento, Angua.

Y no me arrepiento de nada más.

Es todo, un saludo.


Salvo en un par de puntos, estoy totalmente de acuerdo con lo que dice. No tengo nada más que añadir. Por mi parte, no voy a sacar más el tema de los Húngaros en este blog. Supongo que esto ha sido una especie de gran coda final y totalmente fuera de tiempo, pero así es la vida.

Y dado que este es un post de dimensiones pantagruélicas, nada mejor que terminar con una canción de duración gargantuesca: ¡casi 23 minutos! Pero es la leche, en serio. Una obra maestra del rock progresivo:

47 comentarios:

Anónimo dijo...

Y a esto se puede responder por alusiones o es otro rollo de esos de "digo lo que quiero y no voy a escuchar la otra parte"?

Danny Vortex dijo...

Si "la otra parte" es como solía ser, no, no me interesa. Ya la padecí suficiente en su momento.

A menos que vayas a sorprenderme. Seas quien seas.

Anónimo dijo...

No, no te voy a sorprender. Solo hablaré contigo si no hay posibilidad de ser censurado.
Esto es lo que te llevo diciendo durante años, solo quieres escuchar lo que te conviene, si algo rompe tu imagen del mundo ideal, lo bloqueas. Siempre lo has hecho, pero ahora además tienes una herramienta informática que lo hace más fácil.
Que te vaya bien eligiendo la píldora azul.

Danny Vortex dijo...

Hay una gran diferencia entre romper la imagen de un mundo ideal y pisotearla sin piedad hasta exprimir la última gota, sin importar lo que uno pueda pensar o sentir.

Lo vuestro (suponiendo que tú seas uno de ellos) siempre fue un problema de formas, no de contenidos.

Hace tiempo tiré la píldora azul a la basura. ¿Y tú?

En fin, supongo que ya conoces mi mail. Si quieres hablar conmigo, habla. Aquí no tendrás nunca ninguna garantía.

El hombre anteriormente conocido como Lance dijo...

Por una vez, pienso que sí sería conveniente permitirles responder, Danny, dada la naturaleza del mismo artículo. Que cada uno diga la suya, y cerramos el asunto, sin más discusiones (confiando que esto pueda ser posible). Una vez cada cual se haya pronunciado, con absoluta libertad, y deseando manteniendo cierto respeto, hacemos borrón y seguimos el camino que cada uno había tomado, lejos de los demás.

Quiero pensar que hemos sido capaces de cambiar a lo largo de estos años, que hemos superado aquello que fuimos, y podemos tratar este asunto sin desmerecernos los unos a los otros, sin descalificaciones ni abusar de la pérfida ironía. Esta pantalla, esta fría pantalla, nos ofrece la posibilidad de reflexionar antes de enviar cualquier mensaje, de mesurar nuestras palabras y proceder de manera acertada. No deberíamos hacer las cosas tan difíciles. Entonces teníamos una excusa, éramos inmaduros y teníamos un nuevo juguete entre manos, ahora debemos ser más conscientes de nuestras responsabilidades, no tan solo para con nosotros mismos, sino para con los demás, y deberíamos saber demostrarlo.

Si urge la necesidad, ahora, de tratar este tema, y aclarar nuestras palabras, es justo que así sea y que todos y cada uno de nosotros podamos pronunciarnos

Danny Vortex dijo...

De acuerdo, me has convencido.

Dejaré que cualquiera pueda comentar lo que le de la gana en este post y sólo en este post. No habrá censura de ningún tipo.

Creo que será como desatar el apocalipsis dentro de una botella de cristal, pero en fin...

Anónimo dijo...

Lo siento, pero tus condiciones me parecen inaceptables. Has convertido este asunto en algo público, y pública ha de ser la respuesta. Si esa respuesta ha de pasar tu beneplácito, sería una burda parodia de una réplica. Lo que estás haciendo aqui es igual que la censura de una dictadura, con la excepción de que no puedes venir a por mi a hacerme "desaparecer".

Tu insultas abiertamente en tu blog, donde cualquiera puede leerlo, pero solo se te puede refutar en tu correo, donde solo tu puedes leerlo.

No voy a perder mi tiempo asi.
No me interesa tanto el tema.

Danny Vortex dijo...

Huy, qué pena, por dos minutos.

Bueno, no da tanta pena, la verdad...

Adrian dijo...

Bueno, a ver.

Shimart, si te he dicho que lo siento no ha sido porque piense que lo que hice estuvo MAL o porque piense que he traumatizado a alguien irremediablemente. Lo que hice lo hice, y punto. Le daría importancia si la tuviera, pero no deja de ser una serie de desavenencias por internet que no llevaron ni llevan a nada. Te dije ayer que lo sentía porque, obviamente, a ti te ha afectado más de lo que yo suponía. Y aunque no debería ser problema mío, porque hay una diferencia REAL entre quien hace la herida y quien deja que se cure o sigue abriendo la costra hasta que le entra la gangrena, te expuse lo que pensaba, y lo sigo manteniendo. En serio, por mí puedes pasar página en este asunto que de mí no vas a volver a ver lo que sea que hizo que te afectara tanto el asunto. Y, por supuesto, no me molesta que pongas mi comment en un post. Es tu blog y te lo follas cuando quieres. Eso sí, no me parece muy sabio borrar ciertos comentarios y dejar otros en los que llamas patéticos y tontos a una serie de personas, porque el efecto bumerán en un blog es poderoso. Pero, insisto, esto es tu blog. Haz lo que quieras con él.

Lance: De todo lo que has escrito creo deducir que esperas que alguien, o algunos, reflexionen sobre las consecuencias de sus actos. Yo creo que lo que ha pasado aquí es que unas personas entraron en un foro y dijeron cosas que no gustaban a otros muchos (no sólo a vosotros), algunos de los cuales supieron pasar por encima de tamaña memez, mientras que otros no. Quizá la diferencia es que para ti es un tema muy serio mientras que para otros (para mí, por ejemplo) no deja de ser un hecho anecdótico en el tiempo. De lo ocurrido se puede reflexionar con mucha perspectiva: tanto los que hicieron algo como los que reaccionaron ante ese algo. Tú verás si el tema merece, seriamente, tanto drama.

Anónimo dijo...

No, no es una pena en absoluto. Lo que tenía que decir lo he dicho y ahi queda para quien quiera leerlo.

Sinceramente me da lástima que seias capaces de retorcer vuestra memoria de esa manera "os utilicé y luego os tiré", "no hice nada, solo hice caso a unos mails".

Si quereis creer eso, quien soy yo para romper la ilusión. Todavía estoy pensando si merece la pena entrar en esta discusión o si prefiero dejar que pase el insulto. No hice lo que hice para haceros daño. Shim debería saber por qué le traté como lo hice.

Lance: Es muy sencillo. No entraste en ninguna lista negra. Espiaste o permitiste que se espiara impunemente el correo de Misha y nuestros mensajes.
Por eso fuiste tratado como te tratamos. Nos molestó y convertimos el asunto en un chiste.
Tu hablas de traición, pero fuiste tu quien perdió nuestra confianza y respeto al colaborar en aquello.
Luego te perdonamos y quitando alguna coña sobre infiltrados no te volvimos a molestar. He mirado los mensajes y desapareciste completamente de nuestro "universo" hasta que volviste, pediste perdón y todo quedó perdonado. Pero no pudiste recobrar la confianza. No eramos tan amigos y comprenderás que cuando alguien te espía de esa manera, no vas a confiar el él.

Y luego te revolviste y nos insultaste a todos, demostrando que tu disculpa no era sincera. Asi te lo hicimos saber y ahi acabó nuestra relación.

Si lo estabas pasando mal durante ese tiempo, lo siento. Pero se te trató en función de como te comportaste. Si te parece injusto que tu castigo por espiar el correo ajeno, que es un delito grave, sea hacer mofa de "los topos"...

Danny Vortex dijo...

Adrian: Sí, ya te he entendido. Pero fíjate en esto: la frase "es mi blog y me lo follo cuando quiero". ¿Crees sinceramente que si no os hubiera conocido, habría llegado a usar alguna vez una frase así? Muchas veces no somos conscientes del alcance de nuestras palabras hasta que ya es demasiado tarde. Y las vuestras me cambiaron. Para mal.

Anónimo: Si me dices quién eres sabré qué se supone que hiciste y podré contestarte en condiciones.

Adrian dijo...

Esa frase, como otras, es una más de las millones de cosas que habrías oído antes o después en cualquier otro entorno. No tomes tan en serio lo que decimos ni lo que supuso para ti. Hay muchas cosas en esta vida de las que preocuparse y amargarse, y lo que se dijera en un foro hace AÑOS no debería contar ni entre de las menor rango. Pero en fin.

Danny Vortex dijo...

Ese es tu punto de vista. El mío es que las palabras, si son lo bastante crueles, se quedan grabadas para siempre en la cabeza. Se puede intentar dejarlas atrás, pero nunca olvidarlas. Nunca.

Y hasta la fecha no he estado en ningún otro entorno en el que me haya encontrado gente que hablara y actuara como vosotros. Y he estado en unos cuantos y de todo tipo, créeme.

Anónimo dijo...

No he terminado, solo tenía que dejar el ordenador y envié lo que tenía.

Mira, tu nos pintas como terroríficos torturadores, como mafiosos, como pandilleros de colegio torturando a los menores.
Pero la puta realidad es mucho más triste. Para ti. Y es que era UN PUTO FORO DE INTERNET. Ni siquiera era dreamers entero, era un foro. Nadie te obligaba a entrar ahi, nadie te obligaba a postear, nadie se metía contigo el 90% de las veces. Solo en ocasiones, cuando se te subía el ego a la cabeza y la cagabas de manera magistral, algunas voces, la mia siempre, pero no siempre de “los húngaros”, te daban un toque. Tu respuesta SIEMPRE era revolverte y justificar que lo que habías dicho había sido malinterpretado. Que tu tenías razón y el resto no te entendía.
Lo se. Ayer me tragué 500 atrasados y apenas había dos discusiones entre tu y yo. Y en las dos te llovieron por todas partes. No solo mias. No solo de “la hungaridad”. De hecho, las primeras que te cayeron ni fueron mias ni de mis colegas “sectarios”. Te las recuerdo, porque se te habrá olvidado como lo anterior. La primera fue una en la que te cagabas en las fiestas porque solo eran para descebrados y drogotas y decías que tus amigos te llevaban para “que les controlases”. La segunda fue cuando mataste a RE el poderoso. Una personalidad que creaste para reirte de otra persona del foro y que seguías usando pese a que él te había pedido que lo dejaras porque le causabas vergüenza propia. Tu te revolviste y te justificaste diciendo que “como tu no lo usabas con ese fin, si se molestaba era problema suyo”. Básicamente.

Y no me metí contigo por maldad o por capricho, lo hice porque me parecía mal regodarte de una persona que había aceptado su error y lo había asumido, porque tue habían pedido que lo dejaras y porque, finalmente, estabas usando un argumento tuyo utilizado previamente y que, en mi opinión, te iba a causar muchos problemas en el futuro: “Como yo lo veo asi, si no lo veis como yo es vuestro problema”. Esa prepotencia... lo siento pero removía mis entrañas.

En todos esos mensajes, NUNCA entramos en insultos, ni en descalificaciones personales, ni en humillaciones. Y creeme que podríamos hacerlo. Tienes muchos puntos que se podrían tocar que son mucho más devastadores que todas las réplicas ingeniosas que te pude soltar.
Y eso es mucho más de lo que se pude decir de tu nueva encarnación. Te ha faltado tiempo para insultar a Zarajota en vez de despacharle elegantemente. Te has comportado como cualquier pringao que recibe algo de poder. Has abusado de él. Te has subido en tu pedestal y has lanzado tus serpientes sabiendo que podías censurar a cualquiera que no dijera algo que te gustara.

Porque esa es tu puta maldición.
Más de cinco años has pasado un infierno, en tu opinión.
Mas de cinco años desde que aparecimos y jodimos tu mundo virtual maravilloso donde mana la leche y miel y donde todos hacían bromas blancas y sin dobles sentidos. Sin ironía ni sarcasmo. Y tu podrías haberte ahorrado ese sufrimiento extremo solo dejando de aparecer por el foro.
Si, claro, y perder a todos los amigos.
Majete. Tenías tu propio foro donde yo no pisé jamás. Flan de Web. Y ahi podrías seguir en contacto con tus amados amigos. ¿Por cierto, sigues en contacto con ellos o también hemos espantado y destruido tu foro, el Msn y el correo electrónico?
No te fuiste por que no te salió de los huevos.
No fe fuiste porque necesitas reconocimiento de la gente. Y perder ese reconocimiento haciendo que la gente tuviera otro foro que visitar, arriesgándote a que solo unos pocos fueran ahi...

Necesitas el reconocimiento más de lo que odiabas nuestras peleas. Oye, conmigo también te metías. O solo era yo.. ¿haciendo que? ¿Insultarte? ¿O solo señalarte tus defectos?

Lance al menos es más coherente. Le molestó que nos enfadáramos con él por espiar nuestro correo y se fué. Consecuente.
Por cierto que aprovecho para felicitarte por ser la voz de la razón en esta pesadilla censora.

Y Shimo. Hay un abismo entre no dejarte postear en un foro privado, donde en teoría ni tendrías que entrar a leer, a que tu borres los posts que no te gustan y en los que no hay nada ofensivo salvo una opinión dispar. Reflexiona sobre ello y sobre la imagen que has dado.

Necesitas reconocimiento. ¿Es casual que toda tu vida gire en torno al “espectáculo”?
Tus guiones, el AK, Tu banda, tus fanzines, el blog, los foros...
Necesitar reconocimiento es normal. A todos nos pasa. Pero el problema es: ¿cuánto lo necesitas?
¿Qué estás dispuesto a sacrificar para que te digan que eres genial?
¿Vas a sacrificar tu vida por esa necesidad? De verdad crees que tengo el poder de destruir un foro, de aterrorizar a la gente, de hacer que se suicide solo con mis palabras escritas.

Vamos, yo encantado. Ahora mismo me pongo a mandarles mails a Bush y a una larga lista de personas y convierto el mundo en un lugar mejor. Pero no es verdad. Apenas soy un escritor mediocre y un profesor decente. No tengo poderes de supervillano, ninguno los tenemos. Deja de demonizarnos, no somos tus archienemigos, nunca te deseamos mal ni tuvimos otro pensamiento que el de “a ver si espabila”. No tramamos nada contra ti, ni eres el centro de nuestras conversaciones. Ni tu ni nadie. Los aleatorios de los que se queja Lance son eso, aleatorios. Aparecen cuando quieren y solo 5 de los últimos 200 que ví hacían referencia velada a alguna frase maravillosa que soltaste tu o nosotros en referencia a algo. Y no lo vemos y decimos “que idiota”, sino más bien “que tiempos aquellos”.

Se que me odias, o al menos eso has dicho más de una vez. Me da igual. Siento que tu vida sea haya sido un infierno, pero lo era antes de conocerme. Puede que lo sea también después. No lo se, eso está en tu mano.

Me parece que eres completamente injusto y subjetivo sin criterio cuando recuerdas esa época. Si, me metía contigo, te pinchaba y teníamos nuestras broncas. Muchas veces después de descargarnos hablamos con el corazón en la mano, me pediste ayuda y te ofrecí el mejor consejo que podía, el mismo que habría dado a mi mejor amigo. Mi consejo fue que maduraras. Y tu no sabías como hacerlo. Te dije que dejaras el foro, que buscaras una vida fuera. Que si lo que un gilipollas como yo te dijera, a quien apenas habías visto dos veces en la vida, te afectaba tanto, es que tenías un serio problema y no era yo. Y tu estbas de acuerdo. Te dije que te fueras de casa, que te valieras por ti mismo. Te dije que te fueras con medicos sin fronteras a Árica, y que cuando volvieras tus problemillas te iban a parecer una mierda. Que buscaras un trabajo, el que fuera. Cuanto más cabrón mejor, porque lo que necesitabas era curtirte. Necesitabas un shock par salir del cubo donde estabas y te ofrecí muchas posibilidades. Quizá no te acuerdes, pero yo si. Tengo una memoria fotográfica. Y además guardo todas esas conversaciones.

Lo hice porque soy un hijoputa? No. Te putee porque soy un hijoputa. En parte. Tu sabrás como congenias esas dos formas de ser, la que te pinchaba con bromas y se metía contigo cuando se te subía el ego y la que te ofrecía su apoyo y ayuda.
Si, lo que pasa es que todo es un plan de mi maléfica mente, que jugaba contigo como un muñeco usando mis poderes transilvanos de control mental.

Mira, quien te quiere te hará llorar.
Desde que te conozco me han criticado por ser duro contigo, pero nadie me ha dicho que no tuviera razón. La gente te ha mentido a la cara y luego ha ido por la espalda y te ha apuñalado.
Te pasó con mucha gente del Bunch, te pasó en tu programa de televisión, te pasó en el AK y te volverá a pasar si no lo remedias. ¿Por qué? Porque siempre prefieres oir lo que te gusta y no escuchas a quien te da las malas noticias.

Puede que tras este mensaje sueltes una de tus frases cortantes new age que te hacen tan malote.
Ya me da igual. Conservaré una copia del mensaje en el foro húngaro, como bien sabes, porque no me gusta que el tiempo que he dedicado se pierda en el olvido.

De hecho, conservaré todo en mis archivos. Como siempre hago.
Y esta será la última vez que intente ayudarte. Se que muchas partes de este mensaje te van a joder y querrás ignorarlas. Elije la pílodra que prefieras. Solo piensa que no quiero carte bien ni que sufras, yo ni te odio ni te guardo rencor por las veces que me has insultado porque se lo que piensas de mi en el fondo y eso no lo olvido.
De mi solo tendrás la verdad. Mi verdad, que pued ser erronea, pero la verdad. Yo es lo único que pido a mis auténticos amigos.

Al final te fuiste del foro como te sugerí. No fue de la forma ni en el momento en que te lo sugerí, pero ocurrió. Tu vida mejoró mucho. Prefieres decir que jugaste con nosotros y nos utilizaste, me parece genial. Si me odias por lo que hice, me parece cojonudo. Nunca esperé lo contrario. Mi objetivo nunca fue que me apreciaras.

Sabes quien soy y donde estoy. Si no, he subestimado enormemente tu inteligencia y este tocho, que tiene sello propio, es una pérdida de mi precioso tiempo. Pero me encanta tanto el sonido de mi voz...

Lance: Lo siento de veras. Nunca te conocí lo suficiente ni fuimos amigos. Cuando violaste la privacidad de mis amigos tocaste dos de mis fibras sensibles. Reaccioné contra ti y luego acepté tus disculpas. Implacable en el combate, generoso en la victoria. Cuando volviste a insultar lleno de rabia, no tuve piedad.
No te has disculpado conmigo, también me insultaste. Ni con Chache, ni el resto. Me da igual, en serio. Si solo hubieras comentado algo de tus problemas a lo mejor hubieramos podido ayudarte. Desgraciadamente no fuiste más que aquel tipo que se coló en el correo. Fíjate que ni tu “apoyo” a Dani nos importaba. No somos una mafia. No colgamos a quien opina diferente, Adriwan, Zarajota y Sota son testigos. En mi repaso también he encontrado peleas que tuve con Dexo y con ZJ. Adivina que pasó? les sigo queriendo como si nada.
Tu intrusión en la privacidad, tu complicidad callada... Aquello fué lo único y lo más grave.
Fuimos crueles? Puede. Jusificados? Puede.

No me importaria hablar contigo y aclarar las cosas.

El hombre anteriormente conocido como Lance dijo...

Debo persistir en tanto que mi memoria es quebradiza, y de aquellos tiempos tan solo quedan retazos, la mayoría sensaciones que no ofrecen una imagen concreto de lo vivido. Vaya esto por delante.

Lo cierto es que a lo largo de este tiempo he preferido no concederle mayor importancia, tomar las lecciones aprendidas y seguir mi camino. El que ahora volvamos a tratar este asunto surge, más que nada, de la oportunidad del momento para explicarme de tal manera que pudiera conducir mis palabras a las disculpas que, creo, debía especialmente a esas dos personas.

Si ahora pido a Daniel que os conceda la posibilidad de responder, no es porque quiera encontrar en vosotros una respuesta que me sea satisfactoria, tras tantos años no es algo que necesite, sino tan solo por qué, de la misma manera que he dado provecho para expresarme, vosotros como aludidos estáis en vuestro derecho de pronunciaros.

La demanda de reflexión se reduce a tratar de llevar este asunto con concordia, sin entrar en nuevas discusiones que puedan parecer infantiles, y permitir que sea la razón, no tan solo la pasión, la que se pronuncie.

Para ser sincero, no pretendía volver a participar en este asunto, creo que en gran medida pude decir aquello que sentía necesidad de decir, y que en resumidas cuentas es aprovechar para disculparme (y lo repito, porque creo que así debo hacerlo) por aquellas desafortunadas palabras que pude dedicar a dos personas que no se merecían. En particular el bueno de Jamfris, que siempre se mostró prácticamente indiferente, y no sé porque tuve que meterle en medio. Lo lamento.

Debo disculparme pues no recuerdo al resto de personas que pude llegar a ofender, si bien si soy consciente que pude dirigirme con cierto oprobio a Raúl y puede que también a El Chache, no creo que tuviera firmes motivos para pronunciarme de manera despectiva para el resto. Aunque sí, es cierto, que me sentí dolido, no tan solo por las palabras de los nombrados, sino por las de aquellos por quienes albergaba un intenso respeto y sincero aprecio, como pudieran ser Adriwan o Sota, pero creo que a estos no me dirigí de manera directa en aquel instante de bajeza. Insisto, el recuerdo de esos días es confuso, así que no me lo tengáis presente si me equivoco al rememorar.

¿Debería disculparme con aquellos otros a quienes pude ofender?

Raúl, no, lo siento. Puedo pedir perdón si así lo deseas, pero no sería sincero. Creo que las palabras que de mí pudiste recibir fueron fruto a la situación en la cual me había visto abocado. Puede no ser excusa, lo sé, pero espero seas capaz de comprender que el dolor por aquello, aunque dejado atrás, prevalece en este contexto. No te lo tomes a mal, por favor.

Lamento mi reacción, claro que sí. Me comporté como un idiota. Un crío, vaya. Pero pienso que vuestra actitud, y por no generalizar diré tú actitud, puede que la de El Chache y sin dudad Somófrates, que entonces se convirtió en una suerte de mosca cojonera que nada pintaba pero todo decía, fue inapropiada. Os excedisteis. Y aunque hasta cierto punto puedo comprender que, conmigo, encontrarais un cierto motivo de peso en aquel asunto de los correos, pienso que fuisteis indiferentes a las explicaciones que pude dar. Porque a pesar de todas las explicaciones que llegué a ofrecer, de lo mucho que pudimos discutir sobre esto, seguíais acusándome, y aún hoy sigues haciéndolo.

Seguís teniendo presente que yo entré al correo de Mimah, pero quiero me permitas unas preguntas, y quiero que reflexiones al respecto antes de seguir acusándome:

Si fui tan inteligente como para poder llegar a descubrir la contraseña del correo de Mimah, ¿por qué después decidí pedirle explicaciones? ¿Acaso no me estaba descubriendo de esta manera? Por absurdo que fuera todo el asunto, ¿qué diantres ganaba yo al entrar en su correo y decirle a ella, precisamente a ella, lo que había leído?

Aunque pueda haber pecado de ingenuo, nunca he sido un idiota. No tanto, al menos.

Es más, te voy a decir una cosa. Despues de eso quién tuvo problemas con su correo fue un servidor. Y durante largo tiempo, donde hube de cambiar en varias ocasiones mi dirección de correo, hasta que al final decidí no facilitarla a nadie de Dreamers. Puedes consultarle esto a la pobre Urui, Tha Beat o a Usagi, no sé en cuantas direcciones pude llegar a agregarles por estos problemas, y a pesar que de vez en cuando me permito visitar esas viejas direcciones, no son las que ahora utilizo regularmente y por esto he perdido el contacto con muchísimas personas de entonces.

Sobre Daniel y las discusiones que pudieron surgir por él, y no volveré a pronunciarme al respecto, creo que hicisteis mal. Llegué a tener la sensación que lo sometíais a un inapropiado, e injusto, acoso y derribo con la pretendida excusa de aleccionarlo para la vida. No, ni vosotros erais quienes para cambiarlo, ni esa fue nunca la manera para hacerlo. Tuvisteis tiempo para daros cuenta de ello, es posible que no la primera vez que se sintió molesto, puede que tampoco la segunda o la tercera, pero después de una cuarta, una quinta, una sexta, y así ad infinitum, debisteis comprender que vuestro particular método pedagógico resultaba, en él, inadecuado. Pero aún así, persististe, y por ello me cuesta tanto de creer cuando dices, o insinúas, que lo hacías por su bien. Entonces pensé que la verdad era que disfrutabas con eso, y habrías encontrado una excusa para divertirte a costa de otra persona, mofándote de ella, con más o menos motivos que el tiempo pudiera concederte. Puedes decirme que estoy equivocado y que esto no era así, no tendré más que confiar en tu palabra, pero esa era, entonces, la imagen que ofrecías.

Lamento que todo sucediera como sucedió, a día de hoy, probablemente, no sería así. No es mi pretensión ofenderte, y las palabras aquí dichas hablan de personas que quedaron atrás. Tú y yo ya no somos, debo suponer, esas personas, y lo que ellos hicieron, queda atrás.

Y, ahora sí, es todo lo que debo decir al respecto. Por supuesto, puedes responder, pero debo disculparme si, después, yo no lo hago.

Un saludo

Danny Vortex dijo...

Imaginaba que eras tú, Raul. Sólo quería estar seguro antes de decirte esto:

No te odio exactamente a ti (que también). Odio a la gente como tú. La gente que se cree superior al resto y con capacidad para rectificar y mejorar el camino de la gente, como un puto mesías de pacotilla.

Pero vamos a ver: ¿Yo a ti te pedí que me ayudaras a madurar alguna vez? ¿Te pedí que me volvieras un tío duro de cara a ese mundo tan jodido que hay ahí fuera? ¿Te pedí que me avisaras cuando la estuviera cagando?
No. ¿Y sabes por qué?

PORQUE NO TENÍAS NINGÚN PUTO DERECHO A HACERLO.

¿Pero quién cojones te crees que eres tú? Todo lo que intentaste meterme en la cabeza lo habría aprendido en la vida real tarde o temprano y lo sabes. Tú te creiste con suficiente autoridad moral como para darme lecciones sobre la vida. ¿Estás mal de la cabeza? ¡Si tú mismo admites que eres un cabrón y un hijoputa!

Obviamente te salió mal. Convertiste a un chaval inocente e impulsivo en un cabronazo paranoico y autodestructivo, que más tarde degeneró en un ser casi apático cuya única diversión consistía en tocar los cojones a quienes le habían convertido en eso. ¿De dónde crees que salió eso de Re el Poderoso?

Sí Raul. Te salió el tiro por la culata. Fui lo que fui por culpa tuya. Y jamás lo aceptarás porque tu intención era "buena".

Sí, sólo era un foro de internet. Sí, podía haberme ido cuando quisiera. ¿Pero por qué iba a hacerlo? Era un foro que visitaba desde hacía tiempo. Después llegaste tú y fue cuando todo cambió. Yo no podía aceptarlo, era mi forma de ser por entonces.

Lo repito: sí, sólo era un foro de internet. Sí, había (hay) un mundo enorme ahí fuera. Pero recuerda lo que yo era en esa época: no tenía vida social, estaba aislado. ¿Cómo pretendías que me fuera de ese foro, si no tenía a donde ir? El mío lo creé tiempo después, pero el tema es que yo quería sinceramente llevarme bien con vosotros. Nunca sintonizamos y cada intento fallido era respondido con una nueva ristra de sarcamos completamente innecesarios. ¿Aún te extraña que acabara queriendo tocar las pelotas tanto como quisiera a la gente que me había aniquilado como ser humano?

Te creiste Dios y pensaste que podías ponerme en el buen camino. Pues no Raul, te equivocaste. No eres nadie especial. ¿Pretendes insinuar que si no te hubiera conocido nunca, no habría llegado a madurar? Contempla la verdad: FUE POR CULPA TUYA QUE NO PUDE MADURAR.

¿Querías que me fuera del foro para madurar? Sí, claro. Mira Raul, para eso no tenía que "abandonar" el foro. Tú sólo querías que me largara y lo justificaste con ese argumento estúpido. "Vete, vete, que seguro que ves mundo y te haces un hombre. Y no tengas prisa por volver".

Sobre el tema del reconocimiento: todo el mundo lo necesita, como bien dices. También admito que mi vida gira bastante alrededor del espectáculo. ¿Y? Es mi vida. Es lo que yo he elegido ser. No le hago daño a nadie con eso. No se trata de sacrificar nada para que me digan que soy (o no) genial. Se trata de que esto es lo que sé hacer. Y punto.

¿Sabes por qué me he comportado así con Zarajota? Bueno Raul, supongo que es mejor que lo diga ya: durante todos estos años he tratado de no pensar en vosotros, pero no he sido capaz. No del todo, al menos. El daño era demasiado grande. Y ese daño me hizo mirar atrás, a todos los años perdidos, y a darme cuenta de que el transcurso normal de mi vida había sido brutalmente alterado por los Húngaros. Todo lo que podría haber sido, lo que podría haber llegado a hacer, se había ido a la mierda porque los Húngaros me habían anulado como persona.

¿Puedes siquiera tratar de imaginar la tirria, el ODIO visceral que empecé a desarrollar hacia vosotros? No tardé en dejar de veros como personas. Os vi como bestias, como auténticos cabronazos a los que no hay que conceder nada ni tener el menor rastro de compasión.

Felicidades Raul, ese es tu hijo. Esa es tu creación.

Hice lo que pude por quitarme esa imagen de la cabeza, pero siempre estaba ahí de forma latente. Y cuando entró Zarajota, esa imagen explotó y actué en consecuencia.

No es que no quiera aceptar las "malas noticias", como dices. Es que no he aceptado al mensajero. Tu problema es que crees que yo siempre comento TODAS las malas críticas que me dan, cuando en realidad apenas rozo la superficie. La gran mayoría las acepto. No, no puedes saber eso porque no sabes con quién hablo ni de qué hablo. Y no me estoy refiriendo a internet precisamente.

"Mira, quien te quiere te hará llorar." <---- Tú nunca me has hecho llorar. Sólo me has dado asco. Ni siquiera puedo insultarte porque te calificas a ti mismo de cabrón y de hijoputa. Que esto lo dice cualquier persona que conozca delante de un grupo de gente, y le ponen una camisa de fuerza.

Podría comentar más cosas (como lo de los amigos de esa época con los que aún mantengo contacto), pero no puedo más. Estoy harto, cansado y tengo que dormir.

No sé si algún día lograré desterraros del todo de mi cabeza. Ojalá. Durante estos años he pasado largas épocas así, libre de vosotros, pero siempre queda ese fondo, ese regusto amargo que da el saber que todo podría haber sido mucho mejor si nos hubiéramos entendido desde el principio, y si yo hubiera sido más maduro desde el primer momento. Acabo de empezar una nueva vida (metafóricamente hablando), y lo primero que he hecho ha sido enfrentarme (aunque de forma inesperada) a mis fantasmas del pasado. A mis miedos.

Puede que aún salga ganando algo de esto. Sobretodo porque no pienso mencionaros nunca más.

Anónimo dijo...

Es maravilloso.
Mi poder es extremo.
Solo con unas líneas escritas a lo largo de los años y leidas voluntariamente he tenido más fuerza que tus padres, tu entorno familiar, tus novias, tus psicólogos, la sociedad, tus maestros, el resto de tus amigos y todo el frikismo que has asimilado.

No se si te das cuenta de lo demente que resulta eso.

Sea. Soy el culpable de lo que eres ahora. Yo te he creado. De puta madre.
Y todos a la camita a dormir, menos yo que vivo en otra franja horaria.

Si. Yo digo que soy un cabronazo y un hijoputa. Tu dices que eres un mutante. Significa eso que tus genes están mutados?

En fin. Que tan felices. Yo he creado un monstruo. Mírame como un hijoputa y pasa de mi y de mis amigos para siempre.

Cúlpame a mi de tu miseria, serás más feliz y a mi me va a dar igual.

No he jugado a ser dios, he tenido que convivir contigo. Tu eres quien me dio el poder de decirte cuando la cagabas y sabes por qué? Porque entraste en un mundo público. Y al igual que tu puedes opinar e insultarme aqui, yo puedo opinar sobre lo que tu escribes. Y he tenido que elegir entre callarme lo que pensaba y dejarte hacer el ridículo o ser sincero. No eres un experimento, eres lo que has decidido ser.

Yo no voy por la vida buscando causas perdidas. Yo simplemente estoy en la vida y juego lo que me toca jugar. Me tocó estar en el mismo lugar que tu, y nos merecimos mutuamente. Podría haberte ignorado como hicieron tantos otros antes. Pero esto es lo que pasa cuando la masa inamovible se encuentra con el proyectil irresistible.

Odiame. Soy un ser despreciable que se cree superior a todo el mundo. Lo que pasa es que tu me has hecho ser asi. Yo era una buena persona y nunca me metía con nadie hasta que me tropecé contigo.

Es la pura verdad. Nunca había entrado en un foro hasta entrar al Bunch y fuiste tu quien me recibió con una buena dosis de prepotencia, fue a ti a quien, por primera vez respondí con sarcasmo en un foro. De modo que tu convertiste a un pobre becario universitario socarrón en una máquina de la ironía.

Tu me creaste a mi primero.
Asi que tu eres el responsable de tu propia miseria.

Me odias. Te doy asco. Para ti soy un monstruo salvaje e impío. Sueltalo todo. Soy feo, estoy gordo. Me creo superior a todo el mundo. Soy ególatra y prepotente. Pagado de mi mismo.
Sigue. Sueltalo todo.
Siento que tu vida esté marcada por un odio tan estúpido. Sinceramente es algo muy lamentable.

Lo siento. No puedo enfadarme contigo. Ni tampoco te tengo lástima.

Que tengas suerte en tu vida.

Raul dijo...

Lo siento, me fui al gimnasio y mi mente se aburre mucho en los ejercicios. Además no vi la contestación de Lance. Aqui va tu contestación y las últimas palabras que os dirigiré. Palabrita del niño jesus.

Lance. No deseo tus disculpas. Igual que Shimo eres una persona del pasado, con la que no tuve demasiado contacto como ya he dicho.

Siento si nos extralimitamos al reaccionar con tu intrusión en el correo de Mima. Pero en aquel momento nos encontrábamos en pleno ague de la demonización de “los húngaros”, tu encima ibas diciendo que “una fuente interna” te habia contado cosas. Y no fue el mejor de los momentos para hacer eso.
Te diré que no hace falta ser un genio para hackear una cuenta. Y nuestro problema, en si, no fue tanto que lo hicieras, cosa que no creíamos casi nadie, sino más bien que alguien te había dado el acceso a esos datos y tu, en vez de advertirle a Misha que su cuenta estaba hackeada le exigiste respuestas por sus comentarios en privado con un tercero. Fue entonces cuando ella supo que alguien había leido su correo. Y asi saltó el asunto.

No me pidas perdón, si no lo sientes. Lo hiciste una vez y no me gustó. Prefiero que las cosas queden asi. Borrón y cuenta nueva. Espero que hayas superado tus problemas y todo te vaya bien. Y tan amigos. Nunca tuvimos más roce que yo recuerde, que esos dos puntos y nunca estuviste en ninguna lista negra, porque no existía tal cosa.

Yo no te acuso hoy en dia. Simplemente recuerdo lo que pasó. No estoy buscando castigarte, simplemente, te recuerdo, que, aunque pareces haberlo recordado, hubo buenas razones para que nos enfadáramos contigo.

En cuanto al “aleccionamiento”, esto es ciertamente polémico. No existía tal cosa. Más de uno al conocerle dijo “a este le bajo yo hoy de las nubes”, en referencia a la actitud ególatra de Daniel. Y ese no fui yo. Ni siquiera un húngaro.
Desde un comienzo, yo nunca pretendí adoctrinarle, manipularle ni “hacerle madurar”. Mi objetivo al lanzarle puyas fue, simplemente, señalarle que se pasaba de prepotente o se equivocaba.
Disfruté con ello como siempre discuto con una buena discusión, pero no de manera malvada. No estaba frotándome las manos diciendo “a ver si le humillo”. Disfruté discutiendo como lo hago siempre.

Creo que aquí teneis un grave problema de concepción. Haceis parecer que he maquinado terribles humillaciones, insultos o vejaciones. NUNCA FUE ASI. Si os molestais, que no lo hareis, en repasar los atrasados, verás que siempre las discusiones comenzaron porque usé un chascarrillo para hacerle ver lo que en mi opinión era una salida de tono, o una puya más o menos inocente, él se defendía justificando su actitud y la cosa iba en aumento.

No recibió un trato especial, cualquiera que usara ese tono recibió el mismo tratamiento, como le pasó a Sark, a Teela y a un montón más. Solo que con Dani siempre se volvía al mismo tema.
Y los insultos que nos profirió a nosotros?
Esos tampoco parecen estar en este revival, en el que solo habeis sacado vuestra impresión como única verdad.

En fin, que eso, que cada uno por su lado.

SHIMART:

Como comenzar... veamos.
Nunca intenté adoctrinarte, ni hacerte madurar.
Mis puyas eran, en gran parte, una reacción ante ti. Igual que tu me odias, a mi me desagrabada tu prepotencia y tu ego desmesurado e injustificado. Por ello intenté pinchártelo. Funcionó a veces, pero no bien, está claro. Independientemente de que fuera una buena la intención o no lo que había detrás, lo que lo impulsaba era una repulsa por esa actitud. Personal y egoista. Si.

Pensé que si te pinchaba y te señalaba tu error, podrías verlo y corregirlo.

Hasta ahi mi “papel mesiánico”. No te lies. Un mesías trae la salvación, yo solo hice lo que hace cualquier persona. Señalar tus errores. Y eso es lo que te ha torturado durante años. NO me vengas con mierdas de torturas, simplemente te llamé dos cosas, egocéntrico y victimista.

---¿Yo a ti te pedí que me ayudaras a madurar alguna vez?---

Si. Cuando en una de las conversaciones que tuvimos tras una bronca te dije que tenías que madurar y tu me dijiste que no sabías como hacerlo. Te di los consejos porque tu me lo pediste. No me hiciste caso. Yo si lo recuerdo. Hablamos de tus anteriores trabajos y cosas por el estilo, no recuerdas?

---¿Te pedí que me volvieras un tío duro de cara a ese mundo tan jodido que hay ahí fuera?---

No. Y tampoco lo intenté nunca. Eso lo hiciste tu solito. Imitaste nuestro estilo sin entender el fondo. Tu solo te convertiste en el marrullero que eras y que dices seguir siendo. Yo solo me metí contigo cuando te pasabas de ego. Esperaba que te dieras cuenta y moderaras esa actitud. Fracasé, como bien has dicho.

---¿Te pedí que me avisaras cuando la estuviera cagando?---

No, efectivamente. Y hago cosas sin que me lo pidas. Porque cuando alguien la caga, está bien decírselo. Es lo que espero que me diga la gente.


---PORQUE NO TENÍAS NINGÚN PUTO DERECHO A HACERLO.¿Pero quién cojones te crees que eres tú?---

Disculpa. Existe alguna titulación que te de poder para señalar los errores ajenos? Es que tengo que ser el puto papa de Roma?
Si me dijeras: estoy en mi casa y vienes a decirme estas cosas, no tienes derecho. Pues vale.
Si te metes en un foro de internet y das tu opinión y sueltas perlas como las que has soltado, estoy en mi derecho de opinar sobre ello. Tu me lo has dado al dar tu opinión públicamente.

---Todo lo que intentaste meterme en la cabeza lo habría aprendido en la vida real tarde o temprano y lo sabes. Tú te creiste con suficiente autoridad moral como para darme lecciones sobre la vida.---

Si. Y que te crees que es esto? Un videojuego?
Lo aprendiste cuando te topaste conmigo. Fue tarde o fue temprano. Y no tengo más autoridad moral que la que tienes tu para enseñarme lecciones a mi. Y lo has hecho. Asi que en paz.

---Después llegaste tú y fue cuando todo cambió. Yo no podía aceptarlo, era mi forma de ser por entonces.---

Y sin embargo, el problema soy yo y no tu incapacidad para salir de ahi.

---Sí, había (hay) un mundo enorme ahí fuera. Pero recuerda lo que yo era en esa época: no tenía vida social, estaba aislado. ¿Cómo pretendías que me fuera de ese foro, si no tenía a donde ir?---

Repito, ¿el problema es que me metía contigo o que tu no tenías una vida alternativa?

---Te creiste Dios y pensaste que podías ponerme en el buen camino. Pues no Raul, te equivocaste. No eres nadie especial.---

Y sin ser nadie especial he destruido tu personalidad y he forjado una nueva.
He conseguido lo que con millones de dólares, impunidad ética, tortura por electroshock, tratamientos con drogas psicotrópicas, privación sensorial y técnicas avanzadas de lavado de cerebro no consiguió el hijoputa del doctor Ewen Cámeron. Te das cuenta de lo contradictorio y absurdo de lo que dices?
Yo, con unas cuantas líneas en cinco años he logrado más que las torturas lavacerebros de la CIA. Y eso que no soy nadie especial.

No me creí dios. Nunca quise ponerte en el buen camino. Pero cuando hablamos sin mala hostia y tras las catársis de las bromas, si que intenté ayudarte. Mis propósitos de “corregirte”, pronto pasaron a un segundo plano para defenderme a mi y a mis amigos de tus contínuos insultos.

Si, muchos eran malentendidos y tu te empeñabas en ser nuestro amigo cuando te habíamos dejado claro que eso no iba a ser posible. Eso no te hace mejor persona. No te engañes. Buscar la amistad aun a costa de tocar los cojones no es algo bueno.

---¿Pretendes insinuar que si no te hubiera conocido nunca, no habría llegado a madurar? Contempla la verdad: FUE POR CULPA TUYA QUE NO PUDE MADURAR.---

No pretendo insinuar eso. De hecho eso es una redundancia. Digo, no insinuo, que te sugerí que lo mejor para ti sería irte del foro, no por que tu y yo nos lleváramos mal, sino porque lo estabas convirtiendo en algo demasiado importante para lo que era en realidad, lo estabas convirtiendo en el centro de tu vida, y eso era nocivo. Si, también si te ibas no tendría que tener broncas. Pero ... no tendría que tener broncas! Y como habeis dicho, disfrutaba con ellas. Me insultabais, me rebatiais pero era un ejercicio dialéctico. No. Cuando te dije esas cosas eran consejos de buena voluntad. Nunca te odié. Me exhasperaste, me sacaste de quicio, pero nunca te llegué a odiar ni te desee mal.

Fue culpa mia que no pudieses madurar? Por qué? Te impedí tomar decisiones de responsabilidad o tomar las riendas de tu vida real? Te mantuve encerrado en casa de tus padres sin enfrentarte al mundo real? Te señalé dos de tus defectos. Supéralo. No fue como tu lo ves. Lee los atrasados. Hubo muchiiisimos tiempos de paz, hubo muchas charlas sin broncas, ironía o puyas. Muchisimas más que broncas.

---Todo lo que podría haber sido, lo que podría haber llegado a hacer, se había ido a la mierda porque los Húngaros me habían anulado como persona.---

Es que lo que dices es de manicomio. Unos señores de internet me han destruido la vida con sus puyas irónicas.
Te han insultado? No. Te han menospreciado? No. Te han amenazado? No.
Solo te han mostrado una parte de ti que no te gusta.

---¿Puedes siquiera tratar de imaginar la tirria, el ODIO visceral que empecé a desarrollar hacia vosotros? No tardé en dejar de veros como personas. Os vi como bestias, como auténticos cabronazos a los que no hay que conceder nada ni tener el menor rastro de compasión.---

Si, puedo imaginarlo. He sentido odio en mi vida. Pero normalmente tenía que ver con la muerte de personas. Nunca he odiado a alguien por hacer sorna de mi. Pero está bien saber qué somos para ti.
Lo siento, no tenemos hermosos epítetos para definirte. Eres solo Shimart.

---Felicidades Raul, ese es tu hijo. Esa es tu creación.---

Exijo pruebas de paternidad.

---"Mira, quien te quiere te hará llorar." ---- Tú nunca me has hecho llorar. Sólo me has dado asco.---

Es una frase hecha. No ha de ser interpretada de forma literal. Es parte del refranero popular.

Bueno, ahora si es hora de dormir aquí.

Te pido perdón.
Fui cruel contigo cuando me defendí de tus insultos. Nunca fue mi intención convertirte en monstruo. Ni hacerte madurar, ni encaminarte. Solo intenté que dejaras de hacer comentarios egocéntricos y megalómanos. Al principió pensé que si lo hacía sin ser un cabrón podría conseguirlo, fracasé. Luego fui un poco más cabrón. Y tampoco dio resultado. En nuestros momentos de lucidez intenté ser lo más parecido a una voz amiga. Y no funcionó. Finalmente decidí ignorarte y te fuiste odiándome más que nunca.
Esa última parte que tu dices que te volviste lo que te habíamos acusado de ser, hicimos un voto de pasar completamente de ti. De no picarte más y de ignorar cualquier provocación. De esto también tengo los logs. Y entonces te fuiste y todos fuimos agua pasada. Exceto para ti, al parecer.

De nuevo te pido perdón.
Puede que yo me equivoque con tu forma de ser, es cierto que no se nada de tu vida después del foro, solo se lo que tu has contado.
Mil disculpas por todas las bromas que hemos intercambiado en los dos sentidos.

Si me odias, lo siento por ti. El odio consume mucho. Es mejor ignorarme y olvidarme.
Si me culpas o nos culpas por todo lo que pudiste ser y no fuiste, me quieres culpar a mi por lo que eres ahora, es una decisión tan mala como cualquier otra. Tu sabrás si es eso lo que quieres. Se justo y culpame también por las cosas buenas. Si eres mi creación lo eres para bien y para mal.
Si he sido un mal padre, no era mi intención. Ni ser padre ni ser malo.

Hazte un favor.
Haznos un favor. Destiérranos para siempre de tu vida y de tu memoria. Igual que has borrado tantas cosas de esos tiempos, olvida que me conociste y que nos pegamos virtualmente.
Como mi poder es tan absoluto, puedo hacer que lo olvides con mi ripiosa prosa.

Olvidanos y vive tu vida feliz. Esa será tu mejor venganza. Ve y triunfa como cantante, cásate con una supermodelo y folla como un león. Y luego piensa lo mucho que te vamos a envidar y como nos corroerá la envidia.

Cuando cuente hasta tres estarás despierto.
Uno
Dos
Tres.

Adrian dijo...

Ehm...

Shimart, no sabes lo que lamento que nos odies. Yo no te he odiado en mi vida, desde luego. Tampoco voy a entrar en el eterno debate sobre quién empezó a señalar con el dedo a quién, ya que aquí creo que todos nos permitimos largar moralina a los otros. Quién fuera el primero no daba excusa a los segundos a hacerlo igualmente.

Esta es la última vez que escribo porque no tengo mucho más que decir y porque no quiero avivar ese "odio" que dices tener a unas personas que ni conoces ni te conocen. Sólo me gustaría incidir en una idea que me ha surgido de otras experiencias mucho más influeyentes en mi vida que una discusión en internet: es mucho más fácil echar la culpa a otros de ser los responsables de algo que, en su mayoría, ya existe. No me extiendo más porque es obvio que tu reacción va a ser la lógica: no tengo ni idea de quién eres ni por lo que has pasado. Pero lo que dije ayer lo sigo diciendo hoy: yo te puedo hacer un corte en el brazo, insignificante e inofensivo, pero no se curará de verdad hasta que no dejes de quitarte la costra una y otra vez. Y si no lo dejas, a lo mejor empeora y en vez de pensar que ha sido cosa tuya por no dejar las cosas a su ritmo, prefieres señalar al del cuchillo y responsabilizarle por un brazo amputado, y no por un mero corte.

Un saludo, Shimart. Lo creas o no, con lo del odio has dicho mucho más que todo lo que hayamos discutido antes. Más claro y más sincero.

ZaraJota dijo...

Ajam... Me has insultado. Me has llamado sectario, me has llamado mafioso, me has llamado tonto, me has llamado soplón, me has dicho que me meta el dedo por el culo. Y lo que peor me sienta: Me has censurad sin siquiera leerme.
Y resulta que es que lo has hecho porque me odias.
Ah. Bien. Perfecto.

Pero no importa, porque despues de llamarme todo eso y banearme, has decidido ser magnanimo y cederme un espacio.
Pues no. En mi comment que borraste ya te indicaba como evitar esto. En mi otro comment le haba expliacaciones a Lance y en mi otro comment le pedia disculpas. Pero los borrastes.
Por que me odias.

Y ahora yo deberia abrir mi corazón, mirar atras y buscar motivos.
Pues no.

Solo me das pena.

Lance, si un dia pasas por Madrid, te encervezo o encocacolo y charlamos tranquilamente.

Danny Vortex dijo...

Raul: Las palabras tienen poder. Tú dominas las palabras. Y yo era extremadamente sensible entonces. No debería extrañarte tanto que me hicieras cambiar, aunque de forma involuntaria. No, no eres el único culpable y admito que yo también hice algunas cosas porque me dio la gana. Pero estoy plenamente convencido de que mi vida habría sido muy distinta de no haberte conocido nunca. No sé si mejor. No sé si peor. Pero distinta, desde luego que sí. Puede que haya exagerado un poco al decir que me anulasteis como persona, pero yo no me sentía como tal por entonces.

De acuerdo Raul, seré justo como bien dices: no todo lo que hiciste estuvo mal. Es más, reconozco que trataste de ayudarme en más de una ocasión y hasta lo agradezco. Pero para mí, la balanza siempre estuvo bastante más inclinada hacia el otro lado.

Seré todavía más justo y sincero contigo: Raul, eres un genio. Sí, lo has leído bien. Un genio. Una de las personas más inteligentes que he conocido nunca. No podría asegurarlo, pero es muy probable que una de las razones por las que llegué a odiarte, fue que veía toda esa inteligencia desperdiciada en respuestas innecesariamente crueles. Desde mi humilde punto de vista, un genio debería estar por encima de eso.

Adrian: Hoy en día ya no os odio. Os odié en su momento y mucho, pero ya no. La vida sigue. ¿He hecho mal al recordaros de esta forma en mi blog? Posiblemente. Pero no lo he hecho con la intención de reavivar las llamas, sino como parte de un resumen de mi vida. Tendría que haber sido más justo y haber nombrado también las cosas buenas que ocurrieron en esa época, pero ahora ya es tarde para eso.

Tal vez necesitaba soltar un último comentario sobre el tema pero no me daba cuenta de cuánto ni en qué medida. Lo siento si me he excedido.

Zarajota: Lo mismo para ti. Sé que no tendría que haberte contestado así ni eliminarte el post y lo siento, actué de forma irracional. No fue por odio (que, insisto, ya se ha extinguido), sino como un acto reflejo. Y supongo que no hay excusa para eso.

Somófrates:

...

Gracias por recordarme la diferencia entre un cabrón (sabio, pero cabrón) y un grandísimo hijo de puta. Estoy dispuesto a tolerar muchas cosas, pero no a que alguien me sugiera en mi propio blog que me suicide. Quedas baneado.

Raul, lo retiro. Tú no me das asco. En serio. Si me lo dieras, habría que inventar un nuevo calificativo para Somófrates.

Y... esto es lo último que voy a decir sobre el tema, supongo. Os voy y me voy a hacer el favor que me sugiere Raul. Un favor que, de todos modos, tenía pensado hacernos desde el momento en que escribí el post de la discordia.

Quedais oficialmente desterrados de mi vida y de mi memoria. Hasta nunca. Y que el último cierre el gas.

Raul dijo...

---No podría asegurarlo, pero es muy probable que una de las razones por las que llegué a odiarte, fue que veía toda esa inteligencia desperdiciada en respuestas innecesariamente crueles.---

Tio, hacía muchas cosas en mi vida. No solo entrar a un foro a postear. Mi inteligencia, sea grande o pequeña, no se dividía, es multifunción.

---Desde mi humilde punto de vista, un genio debería estar por encima de eso.---

No soy tal cosa. Pero un genio no está por encima de los defectos humanos. La inteligencia te permite entender como funcionan las cosas, asi de simple.
Genios como Newton eran auténticos cabrones, lee la historia. E hicieron cosas mucho peores que postear respuestas sardónicas.

En fin. Que aqui nos apeamos todos del burro y cada uno por su lado. Espero que no me veas ni en tus sueños.
Destierra esas broncas estúpidas que tuvimos, aprende si puedes, algo de ellas (no porque yo te lo enseñe, sino por propia experiencia vital) y recuerda por encima de esos breves momentos, las partes buenas y los mejores momentos de todo aquel tiempo. Tuviste romance, amistad, tus buenos ratos y muchas cosas más.

Suerte olvidándonos. Todos estaremos más felices. Y aunque sea repetirse, suerte en tu vida.

KalEl el Vigilante dijo...

Adrian: hay gente que le da un valor moral, ético, sentimental, el que quieras pero un valor a las palabras. Creo, sinceramente, que están por encima (a todos los niveles SON MEJORES) de los que apenas juegan con ellas o las utilizan. Y la idea que tienen los demás de uno no emana del éter, sino de nosotros mismos. Como el odio. O el amor.

Raul: todos somos muchas cosas. Zeus era tantas cosas, tenía tantos aspectos, que cuando se mostró a Sémele tal y como era, en todo su esplendor completo, esta quedó carbonizada. Nosotros somos parecidos. Para los demás, somos lo que les enseñamos. Si en el resto de tu vida eres un tipo brillante y sensible pero en tu contacto con A eres imbécil y desconsiderado, no es que A se equivoque, es que la parte imbécil y desconsiderada de ti la guardas, la reprimes, pero la tienes.

Anónimos del mundo: hasta el día que os quitéis la bolsa de la basura de la cabeza (al menos sacad la basura ANTES de ponérola, hijos), ¡pudríos!

Dani Vortex: Bravo. Sólo un consejo: "nunca más voy a...", "es la última vez que...", "desde ahora..." no tienen sentido en una discusión. La inteligencia es libre y abierta, no le cierres puertas al futuro, porque en movimiento está.

Raul dijo...

Kal El: Zeus era un dios, nosotros mortales. Si piensas que se puede deslumbrar hasta hacer cenizas a una persona (metaforicamente) con mensajes en un foro, es que tienes una fe increible en el poder de mi persona. Y no creo que sea asi. No he destruido a ninguna persona excepto a tu hermano, y he sido sarcástico con mucha gente cuando he creido que era necesario. Ninguno ha cambiado místicamente por ello. Usa tu propia lógica, si yo soy asi con todo el mundo y solo A tiene esa sensación, a lo mejor el problema no es que yo sea capaz de eso, sino que A tiene un problema serio.

Si resulta que A y un par de personas piensan que soy imbécil y el resto no, puede ocurrir que, efectivamente, guarde mi parte estúpida para A y semejantes, o que A tenga una visión completamente subjetiva de la situación.

No cometas el error que tantas veces criticamos a tu hermano: "si todos dicen que me equivoco es que todos son idiotas."

De todas formas, aunque valore y sopese tu opinión, siento decirte que, como muchas otras veces, tu valoración de la situación es muy poco fiable. Eres completamente subjetivo, tu siempre has salido en defensa de tu hermano, hiciera lo que hiciera y dijera lo que dijera. Eso es una muestra muy loable de amor fraternal, pero pésima en cuanto a tu objetividad al juzgar estas situaciones. Incluso cuando todo el mundo le criticó por adoptar posturas basadas en la cerrazón tu le defendiste.

Tu opinión, por tanto, aunque bellamente ilustrada con metáforas clásicas, tiene tanta validez como la valoración que mi madre hace de mi belleza.

Yo puedo tener animaversión por tu hermano por nuestros encontronazos pasados (que no la tengo), pero esos prejuicios han sido forjados por un trato, en principio, objetivo. Tu tienes ante todo una relación sentimental que es mucho más fuerte que la lógica y la razón.

No es menospreciarte, es lo mismo que haría un juez. Valoro tu objetividad en lo que vale.

Por cierto, el anónimo, por si no quedó claro, era yo. No pretendía ocultar mi identidad, simplemente plantee una pregunta que era independiente de ella.

Danny Vortex dijo...

Sólo una breve aclaración: el anónimo al que se refiere mi hermano era Somófrates, cuyos mensajes he eliminado por los motivos que he explicado más arriba.

Ya está. Seguís desterrados.

Adrian dijo...

KalEl: Vale, tío. Pero el sentido del humor también existe. Y está en las palabras. Y puede tener más moral y conciencia que otras cosas. Y si las personas que me mencionas son "a todos los niveles MEJORES" por el valor que dan a las palabras no defiendas el "todos somos muchas cosas" de después, porque te contradices. Si todos sopmos muchas cosas, lo que decimos también es muchas cosas, con lo cual no es cuestión del valor que le des a las palabras, sino el que decidas darle. O el que sea evidente.

No más Lance dijo...

Me permito participar en el actual debate, no por incidir en lo expresado, sino para tratar lo que ahora estáis hablando. Ya dije que no tenía más que decir, al respecto, pero esto, ahora, no tiene que ver conmigo.

Comparto lo dicho por el hermano de Daniel cuando expresa que las personas poseen distintas capas de personalidad, adecuándose estas en su mesura a la persona que tiene en frente o la situación a compartir.

Adrián, el humor existe, sí. Y cada cual confiere a las palabras el valor que sienta adecuado, siendo acertado o no. Pero hay dos cosas que deberíais haber tenido presente, creo, en su momento.

La frialdad de esta pantalla impide que las palabras expresen emociones, y resulta adusto y complicado el comprender la intencionalidad que alguien, al escribir, pueda dotar a sus mensajes. Sarcasmo, ironía, condescendencia, bondad o malicia, deberían verse definidas por el contexto, pero cuando el contexto resulta tan confuso como la persona que deber ser el receptor, esto se antoja imposible.

Por otro lado, siendo algo ya comentado, en el momento en el cual puede verse que Daniel responde de esa manera, dolido, enfadado, revuelto, sacrificado, demandando razones o expresando cuanto le pesaba todo lo dicho, no se debería haber continuado. No es cuestión que no supiera captar una broma, es que os expresó que dichas bromas, le dolían.

Y no, lo lamento, no contemplo subterfugio alguno en que, en algún momento, él pudiera tratar de responder de igual manera, con bromas o siendo despectivo, porque esto tan solo fue consecuencia de la suerte de acoso moral al que se había sometido.

Cada persona es una isla, que dicen, y Daniel era una joven isla perdida, sumida en un colorido caos al que trajisteis tormentas. Debéis comprender que no todas las personas comparten vuestra filosofía, ni proceden de la misma manera ante la vida. Es probable que por su edad, donde todavía debía forma su propia identidad, y por sus rasgos personales, que fuera más sensible e introspectivo, se viera condicionado a verse en desmesurada medida afectado por vuestros comentarios.

Pienso que tuvisteis la oportunidad de ver que la cosa se os iba de las manos, y pienso que, en ese momento, deberíais haber reflexionado y deteneros en vuestros actos.

Creo, no lo aseveraré, pues fueron conversaciones ajenas, que Daniel llego a hablar con Raúl, puede que con Angua, sobre el dolor que le provocaba esto, el trauma y la idea de suicidio. No sé, si alguien me planteara algo así, no me lo tomaría tan a la ligera, por absurdo que pudiera parecerme. Porque nunca conocemos a la persona que se encuentra al otro lado del cristal. Y atribuirle nuestros juicios, nuestro carácter, ante determinadas situaciones, es inapropiado.

Y al respecto de las cicatrices… en los últimos años, debido a mi formación y profesión, he aprendido que las palabras, escritas o no, pueden marcar para siempre a una persona. Depende de la dureza de estas, su persistencia, y de la sensibilidad de la persona que las recibe. Son factores de agravio que, ahora desde el tiempo y la distancia, pienso no llegasteis a tener presente.
Comprendo que, aún hoy, el recuerdo de lo sucedido pueda pesarle a Daniel, porque encontró en el foro un medio de expresión, que le confería libertad y valor para desenvolverse y compartir su mundo, ese paraíso interior, con personas que pudiera sentir afines. Era su mundo, y vosotros entrasteis con violencia en el. Os puede resultar absurdo, por supuesto, pero el problema de base es, que él nunca fue vosotros, y esto deberíais haberlo aceptado

KalEl el Vigilante dijo...

Raul: refutar tus intentos de anularma es demasiado fácil. Evidentemente eres más parte que yo de la cuestión así que eres todavía menos válido, en teoría que yo, para opinar de ello, ya que eres fundamentalmente tendencioso en ella. No creas que me creo menos válido para intervenir que tú, en cualquier caso, porque te estarás equivocando. Si eres incapaz de extrapolar un mito como el de Sémele y la destrucción "literal" de un ser con la capacidad humana de "escondernos" y sólo ser de ciertas formas con ciertas personas, no tiene demasiado sentido continuar hablando. Una analogía como la que he usado requiere apenas un nivel de epistemológico básico, pero esas nociones acerca de la ontologia humana son necesarias para poder llegar a alguna parte; si el "decalage" se muestra insalvable te espero al otro lado y te recomiendo los "Huevos cósmicos" (ahora "Neixen deus o un 10 a la deesa") de Arnau Vilardebó.

Como no creo que seas tan incapaz (pero sigo recomendándote a Arnau) continuo diciéndote que sí, el poder de la palabra es enorme. Que sea dicha en un foro o en un ágora, o en la stoa, tiene una influencia tan grande que hizo asesinar a Sócrates por miedo a que estuviera corrompiendo a los jóvenes atenienses. Y no hace falta ser Sócrates para llegar a esa influencia. Cualquiera que haya leído "Las amistades peligrosas" de Cloderlos de Laclos lo sabe. El poder verbal, multiplicado por el grupo, difuminado (en el sentido de difundido con pérdida de definición: el lenguaje verbal escrito facilita acusar al receptor de la incomprensión del objeto del mensaje) por la ausencia de barreras físicas, y agudizado su efecto por la inmadurez, aquí sí, del receptor es indudable.
No hace falta que uno se sienta RESPONSABLE de sus actos, ni que sus CONSECUENCIAS fueran premeditadas para que esa responsabilidad exista, se le pueda achacar moralmente y esas consecuencias sean claras y evidentes. En eso consiste la responsabilidad, la madurez: en que somos responsables de lo que provocamos, incluso si no era lo que pretendíamos. Porque, y ahí está lo más importante, si no somos capaces de responder a la alteridad realmente ajena, al "otro" que es muy diferente de nosotros o de nuestro entorno habitual, no nos merecemos participar del proceso comunicativo. Que "al resto no le afecte tanto" no es excusa para que, cuando haya a quién si le afecte, eso sea responsabilidad tuya, no "del otro", del receptor. Dicho en otras palabras: si no tienes la imaginación necesaria, la preparación adecuada o la empatía mínima para tratar de forma correcta con alguien propenso al desequilibrio mental y emocional (como a la edadd adolescente TANTOS hay), deberías cerrar la puta boca.
Y ni eres dios, Raul, ni los Húngaros eran "todos los demás".

Adrian: no me contradigo. Todos somos muchas cosas y a cada momento, en cada interacción, enseñamos una parte compuesta de algunos de esos elementos. ¿De qué forma se contradice eso con que, en mi opinión, las personas que valoran el poder de las palabras tengan más valor que aquellas que creen que "son sólo palabras"? Porque yo parto de un hecho que quizás no has contemplado: que el ser humano lo es, básicamente, porque habla. Porque se comunica. Para decirlo con los términos de Jack Cohen, porque "se cuenta historias" y es el único ser de toda la historia de este planeta que lo hace. Así que creo más humano (sin connotaciones éticas) al ser consciente del valor de lo que dice que al que simplemente lo da por hecho o no le da valor. En todo este tema no ha habido nada EVIDENTE. Se ha cometido un error comunicativo reiterado y alimentado: parece ser que había gente que "no pretendía herir" y a la que "se malinterpretó" y en cambio otra gente que se sintió profundamente herida y afectada. Lo primero puede ser una intención, lo segundo es una realidad. Los efectos reales de la virtualidad de una comunicación no son menos efectos ni menos reales. La culpa no es de la víctima, es del agresor.

Danny Vortex dijo...

Somófrates: Sí, en el mundo hay más IPs que blogs, como bien dices. Pero si activo de nuevo la moderación, ya puedes usar todas las IPs y todas las imágenes estúpidas que quieras, que aquí no vas a entrar.

Vete a jugar al parque, anda.

Adrian dijo...

Lance, no voy a entrar otra vez en la misma espiral discursiva de hace años. Lo resumiré en dos conceptos que siempre he tenido muy claros: a) que los libros son también "frías pantallas" y creo que ambos acordaremos que son capaces de reflejar sentimientos, ya que el ser humano lleva desde el principio de los tiempos escribiendo cosas para manifestar muchas cosas, entre ellas el humor; y b) si por cada persona que nos dijera que le duele, o le ofende, o le incomoda algo que hemos dicho, nos quedaríamos todos mudos. Tenemos ya una edad como para saber diferenciar lo que es justo que nos ofenda y lo que no.

KalEl: Ya dices mucho hablando de víctima y agresor, yo hubiese preferido emisor o receptor. Yo soy perfectamente consciente del valor que tiene lo que digo incluso en estados de ánimo propensos a no serlo. Ahora bien, en el dilema comunicativo que planteas hay una falla: la acción activa de hablar no tiene que ser, por ende, más responsable que la acción menos activa de escuchar. El ser humano, aparte de tener una tradición oral, también tiene un ENTENDIMIENTO (no tengo tantos autores para citar, pero a cambio te puedo asegurar que esto se da en el cole) que le ayuda a discernir y a interpretar el estímulo recibido, en este caso, el sonido. Por eso me limito a decir que muchas veces, más de lo que parece, la ofensa se da más en el receptor que en el emisor, al no ser capaz de aclararse el primero de lo que recibe del segundo. Curiosamente, al final de tu mensaje entrecomillas únicamente las intenciones del emisor y no las del receptor, o, según tu perspectiva, la del agresor y la víctima. Te has posicionado claramente a favor de tu hermano, lo cual no es malo, pero explica muy bien por qué tus argumentos son incompletos. Has dado por sentado que tu hermano no miente, mientras sugieres que nosotros "no pretendíamos herir" (el entrecomillado es tuyo), de la misma manera en que has enunciado las responsabilidades del emisor/agresor, obviando las del receptor/víctima.

Jorge (Lance) dijo...

La capacidad de las palabras por evocar emociones se encuentra subordinada a la contextualización del texto, así como también a la disponibilidad receptiva del lector.

Tienes razón, tenemos una edad para discernir entre aquello que es justo que ofenda y lo que no. Ahora. Pero, ¿entonces? ¿Qué edad contaba Daniel? Y a pesar de la edad que podamos tener, debemos ser conscientes que la inteligencia emocional difiere en cada persona y no podemos proceder a actuar y dirigirnos de la misma manera a todas las personas que puedan presentarse en nuestra vida. Es una cuestión de mesura, educación y respeto.

Aunque pueda comprender que vuestra intencionalidad no fuera perjudicar de ninguna manera a Daniel, debo insistir una vez más en que, en el momento en el cual la reacción de este se mostró adversa a vuestros comentarios, deberíais haber mostrado cierta capacidad de mesura. Tuvisteis la oportunidad de medirlo y saber, entonces, el trato consecuente para dirigiros a él.

Podríais haber seguido bromeando, por supuesto, nada ni nadie os invalidaba a ello, pero al observar, y saber también por sus palabras, como afectaban determinados comentarios y actitudes a Daniel, deberíais haber mesurado vuestro comportamiento para con él. Pero esto no sucedió, es más, el recuerdo que albergo de esos años es que llegasteis a provocarle, y esto no era apropiado si conocíais la manera en que podía afectarle.

Nunca silenciaría mis palabras por mucho que estas pudieran ofender, pero si alguien me expresa incomodidad o malestar, por educación y respeto, al dirigirme a ella, trataré de mesurarme. Las palabras, no por burdas, son más claras.

La cuestión, entonces, es, ¿por qué al contemplar la reacción de Daniel en lugar de mesuraros, o ignorarlo si cabe, persististeis en dirigiros a él de esta manera?

Adrian dijo...

Porque, en muchos casos, la reacción fue desmesurada.

Y, realmente, esto es un poco cansino. No paro de leer listas y listas de cosas sobre Daniel que deberíamos haber tenido en cuenta. Pero aquí no fuimos nosotros los únicos dedicados a pinchar, creo. Y aún así, nadie tiene en cuenta que edad tenemos todos, y situación emocional tenemos todos.

Casualmente, a algunos nadie nos ha tenido en cuenta nada de eso desde que empezó la primera discusión.

Jorge (Lance) dijo...

Bueno, tengo presente que unos pocos nos diferenciábamos en escasos años, y que algunos de “vosotros” presumíais de una supuesta madurez que os concedía el aleccionarnos a los demás. También comprendo que, entonces, pudierais no concederos el reflexionar sobre la responsabilidad de vuestras palabras, dado que erais un grupo de amigos que pretendía divertirse y se apoyaban los unos en los otros.

Pero lo justo, ahora, y tras tantos años, sería comprender también a Daniel, recapacitando en que él no fue absoluto responsable de lo sucedido, y todos tuvimos nuestra parte de culpa. En cambio, seguimos dándole vueltas inútilmente y nadie quiere hacerse realmente cargo, puede que motivados por el orgullo al no querer otorgar concesiones al otro, o puede que porque realmente sigamos siendo incapaces de contemplar lo vivido con esforzada objetividad.

Pienso, sí, que él pudo reaccionar exageradamente, pero que “vosotros” (y no quiero incluirte realmente a ti en estos “vosotros”, Adrián, porque además de ser quién ha pedido disculpas, no eras de los que más podrían haberle “agredido”) también hicisteis mal en persistir en esta actitud

Raul dijo...

Kal El: Cuanto polisílabo que hace parecer culto para luego acabar siendo totalmente vulgar.

Lo siento, pero tu analogía para utilizar el "ocultamiento" me pareció tan ripiosa que preferí elgir la otra posibilidad.

Pero resulta que sí tengo la imaginación necesaria, la preparación pertinente y soy una persona altamente empática, de modo que puedo contestar a una persona cuando me habla.

Ni soy dios, como bien he dicho antes, ni los húngaros son "todos los demás". Si te fijaras un poco, cuando hablo de "demás gente" especifico que eran fuera de la hungaridad, y cuando hablo de húngaros hablo de húngaros. Quiero decir lo que quiero decir. Cuando he dicho que mucha gente se dió por vencida al intentar espabilar a tu hermano, me refiero a gente "fuera" de mi grupo de amigos. Gente que era del entorno y no de mi grupo. Por ejemplo, paso de repasar cada vez que hice esa referencia a "mucha gente". Nótese que nunca he usado absolutos, como haces tu, Lance o Shimo. Porque eso me parece un oximorón. Yo siempre hablo de alguna, mucha u otros, dependiendo de la cantidad.

Socrates pudo ser asesinado por temor a que sus enseñanzas se inculcaran en sus alumnos.
Yo, como dices no soy séneca. Hay una gran diferencia entre gente como, Sócrates, Erasmo, Marx y yo.

Sócrates podía enseñar a sus alumnos, inculcarles ideas. Erasmo y Marx escribían sobre realidades de la vida que eran injustas y sus doctrinas atacaban al status quo imperante.

Yo señalaba sus errores a un tipo en un foro. Cuando él negaba dichos errores, le explicaba, a menudo mediante analogías, por qué yo creía tener razón. Siempre le razoné mis respuestas y, en muchas ocasiones, utilicé la ironía como método de diálogo.

Si me vas a comparar el poder de mi palabra con el de los grandes de la historia, apaga y vámonos. Las palabras tienen el poder que la razón y el lector les dé, tienen en parte, el poder de quien las dice. Yo no soy nadie, como bien dice tu hermano, y mi poder personal sobre él debería ser como el de un suspiro en un huracán.

"el poder verbal multiplicado por el grupo".

Mira. Estoy teniendo un deja vu de hace como cinco años.
Parece que tu hermano lo ha entendido de una vez y ahora me vienes tu con estas?
Quien te crees que soy? belzebú? Que mi nombre es legión porque muchos habitan en mi cuerpo?

Cuantas veces tendré que repetir que soy un individuo, no pertenezco a ninguna secta, no hablo por nadie más que por mi, y que si me metí con tu hermano lo hice como individuo. Si resulta que además otros individuos reaccionaban igual ante sus palabras... puedes pensar, como siempre han pensado algunas personas, que somos una mente colmena que reacciona como uno solo. Que nos juntamos para decidir qué decirle y la estrategia a seguir para humillarle. O puedes pensar que tu hermano tenía el don de tocar las pelotas a bastante gente. Algunos eran mis amigos que compartían el dicharachero nombre de "los húngaros" y otros no. Algunos son íntimos mios y otros también mis enemigos.

Si, tenemos responsabilidad. Y también él.
Cuando las cosas llegaron a un extremo y por fin hablamos de nuestros problemas, Dani, yo y el resto de la gente a la que tocó los huevos, quedamos en respetar una tregua en beneficio de la paz. Se le pidió que dejara de tratarnos como un colectivo, específicamente, que se olvidara del nombre "húngaros".

Y entonces siguió pinchando. Tengo el divertido logs de los "h*ng*r*s", es toda una muestra de nuestras relaciones.
Si me pinchas, me llamas estúpido a la cara, y cosas asi, pues no esperes que yo no te conteste.

La responsabilidad de mis actos. Si. Me siento responsable de haber rebatido a tu hermano sin insultos, descalificaciones personales, sin utilizar las confidencias personales que me hiciera como arma, solo utilizando la lógica, sus propias palabras y analogías tintadas de ironía.

Crees que soy un monstruo? repasa los posts con los que me peleo con tu hermano. Por favor.

Soy culpable de no haberle dado la razón cuando creía que no la tenía, de tacharle de egocéntrico cuando vi algún comentario que me lo parecía, y de reprocharle que se saltara las normas de convivencia que habíamos acordado todos tácitamente.

No me siento en absoluto responsable de lo que él quiere culparme. Es cierto que su vida hubiera sido diferente de no encontrarse conmigo. Eso es una perogrullada. Mi vida, como la de cualquiera, afecta a los demás en un grado que no podemos preveer.

Vamos a ver... que estoy leyendo tus mensaje de nuevo y es que cuesta entender tu intención.
Que me calle la puta boca si no tengo unas cualidades mínimas?
Ya te he dicho que las tengo, pero a que te refieres. No podía responder a tu hermano si no tenía esas cualidades? ahora? en mi vida en general? en que autoridad te basas para negar la libertad de expresión de un semejante si no cumple tus requisitos?

Es más, quien eres tu para juzgarme cuando ni has compartido conmigo dos mensajes en ocho años? No me conoces, no has hablado conmigo, no te has molestado en entender, solo en juzgar.

Y yo no soy tendencioso, simpático. Yo soy una de las partes. Soy una tendencia. No puedo ser de otra manera. Tu, en cambio, te alzas como juez emitiendo tus juicios de valor, tus opiniones y esperas que se consideren igual de válidas que las de un observador imparcial. Tu nunca fuiste parte del asunto, por tanto eso te da validez como opinión, hablas de absolutos y de responsabilidades. Pero estás defendiendo a tu hermano. Un juez escucharía mi versión, la de tu hermano y le daría la misma validez.
Es evidente que soy parcial. Porque soy una parte. Por definición soy parcial.

Tu discursito de la responsabilidad es conmovedor. Aceptar las consecuencias de tus actos es madurez? En parte si, supongo. Todo el mundo tiene su definición de madurez. Yo no creo que sea tan simple.

Acepto que mis críticas y razonamientos molestaran a tu hermano. Incluso que se enfadara conmigo o se sintiera frustrado por que no le diera la razón.

No acepto que me culpe de su forma de ser y sus problemas personales. Y si tu le permites hacerlo, estarás dejándole ser inmaduro, según tus propia definición. Uno tiene que ser responsable de sus actos, no puede ir por la vida culpando a otros.

Magnifica mi influencia si te apetece. En qué lugar estás dejando a tu hermano entonces? Lee bien lo que has escrito y reflexiona si los adjetivos que has dado son los que quieres aplicarle a él.

Lance: Mira. Tengo mucho más respeto a Daniel que para considerarle una frágil pluma al viento.
¿Qué podíamos habernos burlado menos de él? NO NOS BURLAMOS DE ÉL.
Creo que tienes una idea autofabricada de cómo eran las cosas. Me hartaré de repetirlo.
Puede que alguna vez le provocara y le pinchara de motu propio. No voy a negarlo. Pero la mayoría de las veces no le dirigí (yo y creo recordar que el resto de los húngaros) la palabra a menos que el lo hiciera, personalmente o dirigiéndose al conjunto del blog.

No estábamos haciendo corrillo cantándo "Danielito gordito", ni le lanzamos puyas gratuitas. Él hablaba o respondía, y, cuando sus palabras despertaban rechazo, se le señalaba. Él se revolvía y se justificaba, y se le rebatían los argumentos. Y por la mierda que arrastrábamos, al final la cosa acababa mal. POR SU PARTE Y POR LA MIA (paso de hablar de el resto de la gente, que digan ellos lo que quieran).

Asi de claro.

Por suerte tienes la posibilidad de ver esas cosas. Si encuentras algo que refute tu teoría y rebata mi postura, enlaza y estaré feliz de comerme mis palabras y pedir todas las disculpas.

Si no, lo siento, pero confiaré más en mi memoria que en vuestra apreciación subjetiva.

"Pero lo justo, ahora, y tras tantos años, sería comprender también a Daniel, recapacitando en que él no fue absoluto responsable de lo sucedido, y todos tuvimos nuestra parte de culpa"

LO JUSTO SERÍA QUE?
Decidir que Daniel es o era una especie de tarado mental que no era capaz de responsabilidad?
NO, le respeto demasiado para decir eso.

Tuvo su parte de culpa, grande, como lo es la mia. Insultó a mis amigos y a mi mismo en numerosas ocasiones, pinchó y provocó y fue tan testarudo que no dio su brazo a torcer ni admitió que se equivocaba hasta que lo hizo a regañadientes y del estilo de "aunque pienso que no teneis razón, haré esto". Y te diré otra cosa. Dos no discuten si uno no quiere. Cuando yo no quise discutir, me tragué mi sarcasmo y mi mala hostia y le dejé quedarse con la última palabra.
Cuando otros no quisieron discutir, le ignoraron.

Nadie iba buscándole para picarle.
Si, puede que saltáramos al final demasiado fácilmente, pero es lo que hace el roce, gasta.

"y que algunos de “vosotros” presumíais de una supuesta madurez que os concedía el aleccionarnos a los demás."

JAMAS. O sea. EN MI PUTA VIDA HE PRESUMIDO DE MADUREZ, PORQUE ENTRE OTRAS COSAS, NO LO SOY. Y NINGUNO DE "NOSOTROS" HA PRESUMIDO DE MADUREZ.

En serio, tienes una memoria muy sesgada de las cosas que se dijeron.
Si, puede que en algún momento hayamos recomendado a Shimo que madurara. En privado, porque, personalmente, me parecía muy humillante decírselo asi en público. NADIE he dicho nada de aleccionar, no a ti y las únicas personas que lo han dicho no son "nosotros". Que yo pensara que podía intentar hacerle ver lo que muchos veían en su actitud, es una cosa. Que yo presumiera de madurez y dijera que iba a aleccionarle, algo completamente diferente.

A lo mejor confundes señalar la inmadurez de los demás con presumir de tener madurez propia. En este caso, prima el dicho "antes se ve la paja en el ojo ajeno..."

Y la madurez no es algo que se tenga o se consiga y se posea, como subir un nivel. La madurez existe en muchas facetas de la vida y no todas se consiguen a la vez, algunas nunca.

"También comprendo que, entonces, pudierais no concederos el reflexionar sobre la responsabilidad de vuestras palabras, dado que erais un grupo de amigos que pretendía divertirse y se apoyaban los unos en los otros."

Ni nos apoyamos los unos a los otros, ni pretendíamos divertirnos a costa de nadie (si eso es lo que insinuas).
Reflexionaste tu sobre las implicaciones de tus insultos o palabras que dijiste? Lo hizo Shimart? NO. Y no porque fuerais más jóvenes, o inmaduros. Sino porque nunca pensasteis que alguien pudiera llegar a la demencia que aqui se está defendiendo.

Si le digo a cualquier persona que unas broncas en un foro de internet me ha cambiado la vida y me ha anulado, se va a reir en mi cara. True story.

Hala, y seguimos con lo mismo.

Jorge (Lance) dijo...

Raudo y veloz trato de escribir una respuesta, espero puedan disculparme si no resulta esta lo adecuadamente concisa ni expresiva.

Debes tener presente que mi “apreciación subjetiva” puede resultar tan poco objetiva como la tuya.

No tengo necesidad de buscar palabras pérdidas en el tiempo que puedan refutar lo que dices. Ni necesidad, ni tiempo, ni ganas. Eso sí me parece un absurdo.

Puede que la memoria haya sesgado la realidad de aquellos tiempos, pero imperan las sensaciones, y recuerdo vivamente las sensaciones que quedaron.

Al respecto de la presuntuosa madurez, no es algo que tal vez pudieras expresar abiertamente, pero si es fácilmente extrapolable de tu actitud ante Daniel y los demás, pretendiendo tener una mayor experiencia de vida por la cual te sentías meritorio de aleccionar a quienes no actuaran como creías razonable. Es innegable, porque te has excusado con esto en continuas ocasiones, que te sentías lo suficientemente valido como para tratar de “espabilar” con tu elocuente ironía a Daniel. Si creías que estabas capacitado para hacerte cargo de esto, e insisto, aleccionar sobre la vida a otra persona, es que te sentías lo suficiente maduro para hacerlo, y además lo preponderabas cuando Daniel demandaba una explicación. ¿Presumir, entonces, de una supuesta madurez? Sí, puede que no con estas mismas palabras, pero sí, creo que sí lo hacías. En caso contrario, si no te sentías con la madurez necesaria para ello, fuiste un absoluto irresponsable.

Reflexioné sobre los insultos que pude pronunciar, por supuesto. Ese es el motivo de que, a día de hoy, no tenga reparos en pedir disculpas a quienes, siento, no merecían esas palabras. ¿Nos referimos a entonces? He reconocido lo incorrecto de mi actitud, que me comporté como un crío, como un idiota. Entonces fue la rabia quién prorrumpió las palabras, y no me concedí oportunidad de corregirme. Ahora tenemos esa oportunidad, yo lo he hecho, no me rasgo las vestiduras por ello, ni me puede el orgullo. Fíjate, he sido lo suficiente objetivo como para corregirme.

Sí, erais un grupo de amigos, y sí, os apoyabais unos a otros. Esto no es necesariamente malo, es hasta encomiable. No veo porque debes negarlo. Cuando un compañero era insultado, ofendido de alguna manera, otro respondía en su defensa. Así te has expresado en varias ocasiones, incluso, creo, en estos mismos comentarios.

¿Qué no os divertíais a costa de nadie? Es probable, si así lo aseveras, debo confiar en ti. Pero recuerdo las bromas, las burlas y las correcciones. Recuerdo la sensación de perdida de respeto. No buscaré mensajes pasados, ya dije que eso sí me parecía absurdo, así que creeré en tu palabra y no insistiré en ello. Disculpa.

Pero me confundes. Planteas la posibilidad de propiciar la provocación y el “pincharle” para posteriormente negar que nadie fuera buscándole para “picarle”.

Me gustaría que todos fuéramos capaces de aceptar nuestras responsabilidades, y no excusarnos culpabilizando al otro.

¿Fue Daniel responsable de tus actos? ¿sois vosotros responsables de los suyos?

Yo terminé descubriéndome como un idiota. Lo acepto. Dije cosas que no debería haber dicho, y lo lamento.
¿Vosotros sois capaces de aceptarlo?

Siempre era Daniel quién se disculpaba, sí, y tal vez no debería haber sido así.

¿Es un tarado mental alguien que pueda padecer algún tipo de trastorno emocional?

Que percepción más injusta me parece esta. De todos modos, decía, Daniel era un adolescente, y como la gran mayoría de los adolescentes, con sus problemas, dudas y temores. Inseguro, tímido, siendo por esto susceptible a los comentarios ajenos.

¿Las disputas en un foro de Internet pueden cambiar una vida?

Sí. Cuando el entorno social de una persona se reduce a este medio, puede suponer una gran influencia para su vida.

¿Cómo explicarías la situación vivida por Daniel a una persona?

Un adolescente tímido e inseguro, con probables problemas afectivos, que encuentra en un foro de Internet el medio para poder expresarse y relacionarse con personas afines a sus gustos. Su necesidad de reafirmarse le lleva a buscar el reclamo de atención del resto de compañeros, pretendiendo convertirse en protagonista, foco central de la escena, sea mediante la creación de chat u otras propuestas. Cree lograr, en cierta medida, su objetivo, estableciendo una relación de respeto, admiración y “amistad” con sus compañeros, y disfruta de esta sensación que resulta terapéutica para su frágil ego. Entonces llega al foro una persona extraña, que parece sentirse en la obligación de cambiar la situación establecida, al no estar conforme con esta ni con la actitud del adolescente. Irrumpe con cierta violencia verbal, translucida en burda ironía y amargo sarcasmo, y pronto, el adolescente siente que su mundo, ha sido violado. En su complejo mesiánico, el extraño continua con su agresión verbal, logrando alterar el estado emocional del adolescente, quién, desesperado, no sabe como proceder ante esto. Las disputas se suceden, y pronto el extraño logra congregar a su alrededor, merced a su elocuencia y carisma, un considerable grupo que le muestran abiertamente su apoyo en cada uno de sus actos. Las agresiones persisten, y ahora el extraño puede actuar con mayor impunidad, al encontrar el apoyo de una mayoría, y aprovechar esta situación para responsabilizar completamente al adolescente de lo que pueda estar sucediendo. La agresión, así, es doble. El adolescente se siente infravalorado, excluido del grupo y absoluto culpable por ello.

Ahora existe un termino para referirse a este tipo de situaciones, pero probablemente sí sería exagerado hablar de ello. El trauma, es posible

ZaraJota dijo...

¿Pueden las relaciones de internet cambiar una vida?
Si.

Danfan entró siendo un crio de ¿14? años en el foro, Daniel se metió con él y Danfan acabó siendo un Skin Head de Valencia (ojito, cierto!)
Daniel es culpable. Sin duda.

Bueno, en realidad dudo mucho que tuviera nada que ver, pero voy a deformar el pasado para que sea así.

Yo, Kal El, es que no entiendo de filosofos y prefiero las novelas a las cosas sesudas. Jo, que complicado cuando intenté leer el Anticristo del aleman ese el Niche o como sea. En realidad hice FP y no la acabé. Es más, para una discusión entre desconocidos prefiero las palabras formales pero sencillas que todo el mundo pueda entender. Lo siento, es lo que tiene ser un tonto como yo.
Pero no se. Creo que no me hace falta leer a Niche ni a Kafka (el de los libros, no el musico, claro, aunque ya lo sabras) ni a Seneca, ni a Crichton ni a nadie de esa gente que escribe en libros para poder distinguir lo que está bien y lo que esta mal y cuando alguien se equivoca decirle su error. Entonces esa persona le dice que no está equivocado y el otro le muestra y se forma una discusión (eh! AHora caigo! Por eso se llama "foro de discusión") y cada uno pelea por exponer su punto de vista. He oido que en algunas carreras se fomenta eso y he visto a politicos hacerlo por la tele. Y vi una pelicula de griegos en tunicas. Y en Roma, la serie de la tele.

Se que me juego el baneo (de nuevo) con este mensaje, pero bueno.

Lo que pienso es que Shimart (y hablo de ti porque es tu blog) no era tan pequeño con respecto a nosotros. Y quien más quien menos a ido a loqueros. Y luego ¡chas! se muere tu padre y pillas una depresión. Todos hemos pasado malos tiempos, ¿verdad AdriW? pero no veo que eso justifique nada.
Me refiero, si expongo publicamente por todo lo que yo estaba pasando en aquella epoca me daria validez para victimizarme.

Imaginate. Cada dia vas a un bar. Conoces a todo el mundo, hay un tipo gordito que cada vez que entra le llaman "Noooooorm" y hay muy buen ambiente. Entonces, una tarde, cinco meses antes de las elecciones hay una discusión politica y hay una bronca monumental con gente de tu partido contrario. Odias las discusiones pero te sientes atraido hacia ella. Puedes hacer varias cosas: 1) Abandonar el bar, pero es tu bar de siempre y no quieres, 2) cuando se habla de politica ponerte a ver la tele, pero no quieres que se vete tu opinión ¡es tu derecho!, 3) Disfrutar de una discusión sana y cortar cuando se acaba la cosa se pone mala.
Pero ni la una ni la dos ni la tres. Yo era de la tres. Disfruto discutiendo. No se mucho de comics, no se mucho de cine, no se mucho de libros pero se un montón de todo. Cuando veo que mi postura es indefendible o cuando veo que la cosa se me escapa de las manos paraba. No valia la pena. Era solo un foro de internet. Una discusión de bar. A veces un "vale, vale, lo que tu digas" hace ganar más discusiones si realmente crees que lo que dice el otro no tiene sentido que proseguir hasta quedarte sin argumentos.
Pero mientras duraba la discusión yo disfrutaba. Usaba las palabras, indicaba lo que queria y a veces usaba algún sarcarmo, pero porque escribo como hablo, oye, es lo mejor.
Y con Shimart tenia tan mala relación que una vez le pedí que me compusiera la BSO de un corto que nunca acabé (bueno, si lo acabé, pero el sonido quedó muy mal y...) y él me pidió un dibujo que estuvo en la cabecera de Webs Revuelos. No se. No eramos amigos. Tampoco debo ser amigo de AdriW. ¿Cuanto hace que conozco a Adri? Pues solo lo he visto una vez y fue hace unos meses y hacia años que no sabia de él. Vamos que lo de la amistad no tiene nada que ver.
Yo he discutido con Raul. En el foro. Hemos tenido puntos de vista diferentes y, ya ves, Raul fué una de las cosas que influyó para que cogiera las maletas y viniera a Madrid. Y ni siquiera nos vemos tanto.
Raul es Raul y usa su verborrea igual en el foro que en persona y ha discutido conmigo igual en el foro que en persona. Y no pasa nada. Y mi padre estuvo muriendose, luego se murio, luego tuve que hacerme cargo del peso familiar, luego tuve que encargarme de mi sobrino, luego... no se, a lo mejor podia estar un pcoo sensible esa epoca y culpar a los malditos Atreides de mi desgracia.
O podria mirar mi vida y decir "jo, es que mi vida es una mierda".

Si algo admiro de Dani, y esto va en serio es que dijo "jo, mi vida es una mierda" y la cambió. Salió. Se buscó nuevas amistades, se buscó nuevas aficiones, se metio en lo del Pez Marmota. Vamos, que no es tan facil coger las riendas de un caballo y dar la vuelta completa. Eso es admirable y demuestra que no es tan debil como aparenta.
Durante años nos han hecho creer que cuando la Tia May descubriera quien es Spiderman en realidad le daria un ataque al corazón. Lo descubrió y comprobamos que la vieja era fuerte. Pues lo mismo.

Danny Vortex dijo...

Of informo de que este ya es oficialmente el post con más comentarios de la historia de este blog. Y lo que queda.

Jo, es que no sé si responderle a alguien o no. De verdad de la buena, que quiero desterraros y hacer que paséis 40 años de exilio en el desierto, pero si no ponéis un poco de voluntad...

Adrian dijo...

Je, je.

No, yo tengo culpa (mucha) en esto. Hace dos días dije que no iba a meterme más en este tema.

Pero también me hacen gracia muchas cosas.

Que Daniel era la única persona con una vida no idílica en el foro.

Que nosotros éramos los únicos que entrábamos a hacer bromas.

Que nosotros nunca nos disculpamos.

No, Jorge, en serio. Entiendo lo que quieres hacer y lo aplaudo. Pero yo sé lo que hice y lo que no hice. ¿No me crees? Pues nada. Puedes seguir largando parrafadas intentando ser ecuánime que sigue siendo evidente que ya tienes un verdugo y una víctima. Desde el principio.

Yo ya me he sincerado con Daniel. Por decimoquinta vez en lo que va de historia del mundo contemporáneo, creo. Y te puedo asegurar que puedes lucir una prosa excelente, o citarme a un montón de filósofos, pensadores y demás autores, o cagarte en mi puta madre, si quieres.

Yo no soy el responsable de que Daniel haya elegido tomarse la vida de la manera en que se la haya tomado. El responsable es él, que para eso es SU vida. Y si ha decidido tomarse demasiado en serio lo que yo u otros le hayamos dicho en un puto foro de internet, pues entonces mi carga de responsabilidad a tal efecto no es mayor de la que pueda haber tenido él por decidir leer demasiado.

Y si nos vamos a poner en plan "vidas cambiadas a causa de que Daniel no supo o no quiso saltarse los mensajes de determinada gente en un puto foro de internet" piensa que a lo mejor, de no habernos hecho ni puto caso, hoy en día no habría sido capaz de ignorar a gente mucho peor. ¿Te suena a filosofía barata lo que acabo de decir? Reléete tus últimos comentarios y haz repaso de lo que realmente ocurrió (está ahí, en internet) y de lo que hicimos o no hicimos EN UN PUTO FORO DE INTERNET.

Un saludo.

Raul dijo...

LANCE:

"Debes tener presente que mi “apreciación subjetiva” puede resultar tan poco objetiva como la tuya."

Si, pero la diferencia es que mientras tu estás sacando al información de tus recuerdos (no existe nada más subjetivo) yo apoyo mis afirmaciones con los logs y los atrasados. Soy subjetivo, porque no soy un robot sin sentimientos, pero intento ser lo más fiel a lo que pasó. Y no es lo que vosotros decís ni mucho menos.

"No tengo necesidad de buscar palabras pérdidas en el tiempo que puedan refutar lo que dices. Ni necesidad, ni tiempo, ni ganas. Eso sí me parece un absurdo."

Bien, entonces tendrás que confiar en mi palabra de que yo si las le leido y soy sincero cuando te digo que el ataque terrible al que se sometía shim era simplemente, una discusión lógica, más o menos acalorada, pero que nunca entró en más descalificación personal que "estás equivocado/te comportas como un egocéntrico/victimista por las siguientes razones2.


"Puede que la memoria haya sesgado la realidad de aquellos tiempos, pero imperan las sensaciones, y recuerdo vivamente las sensaciones que quedaron."

Y existe algo más subjetivo que una sensación?

Mira, yo no intenté aleccionar a Daniel sobre la vida hasta que él me lo pidió. Le señalé sus errores, me creo tan capacitado como cualquier persona que vea un error ajeno y lo quiera señalar. Tengo el derecho que tienes tu a opinar sobre mi actitud y como puedes ver, sin saber que edad tienes, ni tu ranking en el top ten de madurez te estoy escuchando y no estoy descalificando tu validez para intentar aleccionarme sobre mis errores. Te estoy rebatiendo tus argumentos con los mios, no con descalificaciones personales. Si me creía maduro? No lo se. No es algo que me vaya planteando por la vida. No digo "soy maduro de nivel 20, temblad ante mi conocimiento del mundo". En su momento pasé por muchas cosas en la vida que Dani no había experimentado y sobre eso si que podía ayudarle o explicarle. Y sobre eso le aconsejé CUANDO ME LO PIDIÓ. Las discusiones, las broncas y demás no era un tratamiento experimental para lavar cerebros. Era la reacción lógica de dos personas antagónicas que comparten comunicación. Asi de sencillo.

Disfruté (y voy a hablar en singular a ver si te entra en la cabeza que no soy multitud). Si. Mucho. Pero no insultando ni metiéndome con nadie. Disfruto con una buena discusión. Me gusta ser ingenioso y me gusta rebatir los argumentos con lógica, ironía y me encanta la sensación de tener razón.
Existe alguien a quien le encante estar equivocado?
Como bien ha dicho Zarajota, con palabras mucho más escuetas que yo, y por tanto mucho más válidas.
Ole por ti, Maestro.

"Me gustaría que todos fuéramos capaces de aceptar nuestras responsabilidades, y no excusarnos culpabilizando al otro. "

Igual que tu no has querido disculparte conmigo por tus insultos hacia mi, cosa que respeto, yo no pienso asumir algo tan demencial como las responsabilidades que se me imputan aqui. Ya he dicho antes que soy responsable de algunas cosas. No voy a repetirme, que bastante me enrollo.

"¿Las disputas en un foro de Internet pueden cambiar una vida?
Sí. Cuando el entorno social de una persona se reduce a este medio, puede suponer una gran influencia para su vida."

Chico. TODO te puede cambiar la vida. La vida es cambio, todo está en movimiento. Tu no serás el mismo que esta mañana tras leer mi mensaje, por eso tengo que disculparme? NO. Si te relaciones con gente, la gente te cambia. Si no quieres que la gente comente tus opniones, no las pongas en un foro. Yo no perseguí a shimart a su casa, ni le mandé cartas, casi ni le mandé mails, ni le llamé por teléfono... el estaba ahi por voluntad propia, y como persona de 20 años o más, entiendo que tiene capacidad para juzgar. NO era un adolescente. Un adolescente tiene de 14 a 17 años. Si puedes votar quien nos tiraniza, puedes aguantar que te lleven la contraria.

"¿Cómo explicarías la situación vivida por Daniel a una persona?"

Nuestro héroe ha creado una enfermiza relación con un mundo virtual. Todo el mundo parece estar en paz con él, pero resulta que internet se hace cada vez más grande y comienza a llegar más gente. De entre esa gente, muchas personas no comparten las opiniones de nuestro héroe. Mientras que el resto de la gente le alababa o no le criticaba, algunas de estas nuevas personas encuentran su actitud censurable. A medida que pasan los meses, el roce hace que surjan tensiones y comienza a haber conflictos. Algunas de esas nuevas personas sienten que tienen cierta afinidad y se van haciendo amigos. Nuestro héroe reacciona ante esto acusándoles de haber sufrido lavados de cerebro porque prefieren confiar en opiniones de gente afin a las suyas. Se comienza a dicotomizar el lugar, con la gente que siente que tiene más en común con su grupo de amigos que con la tónica anterior del mundo. Se les comienza a diabolizar y a intentar encasillar como una mente colmena, pero ell@s no son víctimas y se revuelven. Tras muchos altercados con nuestro héroe, este estalla en cólera y decide abandonar el lugar que le es tan ajeno. De pronto descubre que, como le habían dicho estos villanos, el mundo es un lugar donde hacer otras cosas. Fin.

Tu bonito cuento de drama y tortura mental no hace más que recaer en los insultos que se han repetido en tantas ocasiones dirigidos a mi y a mi grupo de amigos.
Dices que llega una persona y quiere cambiar el mundo. Yo no quise cambiar la situación establecida. Entré a un lugar que me pareció interesante y me recibieron con una buena dosis de prepotencia. Fue contestada con FINA y ELEGANTE ironía. Gracias por deslizar panfletariamente en tu relato una descalificación a unos comentarios que no pudiste ver porque fueron mucho antes de que tu entraras. Y luego murieron en el dreamersclismo. Fueron rescatados por alguna gente y por ahi los tengo.

Y fíjate. Durante años, tuvimos una relación más o menos tranquila. No te voy a decir que fuéramos amigos, porque en cuanto tuvimos un roce me disgustó la prepotencia que mostraba en algunas partes de su vida. Pero lo fuí dejando pasar.
AÑOS después, otra gente fue entrando, algunos nos hicimos amigos. Algunos de mis amigos tuvieron que irse del foro por la actitud de Shimart. Eso no lo hemos contado, verdad? Me refiero a Markh. Y lo siento, pero no me gustaba el frikismo, ni la forma de comportarse de Shimo. Particularmente, me cansaba su forma de estar en el chat, todo el rato poniendo mp3 que ME molestaban a la charla y metiendo baza a veces solo por hablar. O esa era mi opinión. Se lo hice saber (lo de los mp3, lo otro me parecía ofensivo) pero este es un pais libre y todios hacía lo que quería. Me parecía justo, pero era muy molesto intentar seguir una discusión si Shimo, y el resto (si el lo hace por que ellos no?) iban poniendo chorradillas (mp3, trivial) cada dos frases mientras otros intentaban hablar. Total, que como creamos un canal paralelo para hablar de una quedada de amigos, comenzamos a hablar de esas cosas que no podíamos hacer agusto en el canal principal. Y asi se creó el canal Húngaros. Por la broma del Bela Lugosi de Ed Wood. Y como el canal iba funcionando, fuimos invitando a aquellas personas con quien nos gustaba hablar.

Ese fue nuestro delito. Crear en un grupo de 30 personas, un subgrupo de amigos íntimos. Desgraciadamente, alguna gente se fue colando sin ser invitada, y se les permitió hasta que un dia nos enteramos que iban contándole las cosas que hablábamos al resto. Y entonces se denegó la entrada a todo el mundo que no fuera invitado.

Esto es terrible, lo se. Rivaliza con la represión franquista.

Ahora trasládalo al mundo real. Yo voy a clase con 30 personas. Si me pongo a hablar todos me escuchan y mucha gente no es afin a mi. Al final, en el recreo me junto con mi corrillo y nos lo pasamos genial. Les invito a mi casa a tomar un refrigerio y a charlar. Y un par de gente se apunta sin ser realmente invitados. No soy descortés y se lo permito. Al dia siguiente en clase viene un tio indignado y me dice "por qué has ido a hablar a tu casa cuando podías hacerlo en clase??". Es más, viene a mi casa y llama a mi puerta exigiendo explicaciones.

ESTO es lo que pasó.

Sin embargo tu, Shim y su hermano lo haceis ver de esta manera.
Llego yo. Apuesto, malvado, con mirada fría y calculadora. Aparece el pobre y débil niñito y me dice hola. Yo le aplasto con mis insultos y planto mi bandera. Suelto mi discurso del dia de San Crispín y empiezo a cambiar los pupitres de sitio. Luego, congrego a mi alrededor a gente cegada por mi magnificencia y creo mi corte personal de corifeos. Les adoctrino con mis bastos poderes mentales y les preparo para atacar a todo aquel que ose desafiar mi reino de terror. Cuando el niño, que es inexperto y valiente, intenta luchar contra la tiranía opresora, cae sobre él mi horda de sabuesos entrenados en el brutal arte marcial del sarcasmo.
Tu, un pobre y noble campesino, intentas apoyarle y eres desterrado.
Finalmente tras mucho luchar, torturado en mis mazmorras sarcásticas, el niño huye, pero ya no es un niño, es un guiñapo humano.

Bien. Con este símil algo dramático y exagerado, se HA INSULTADO constantemente a mis amigos. YO NO SOY un reverendo Jim, ni un Hitler. No soy ni un Anguita. Soy una persona. Y respeto a todo el mundo como mi igual. Dexter es un húngaro, es mi amigo, es una persona inteligente. Casi nunca metió baza contra Shimo. Solo le he visto hacerlo una vez porque shimo se pasó tres pueblos. Urui es húngara, supongo que también le lavé el cerebro. De de ser estúpida, solo programa Línux y crea sistemas de mapeado digital.
Zarajota también es un descerebrado borreguil, como se ha visto en sus mensajes, es incapaz de articular palabra. Que yo discutiera ferozmente con él cuando los atentados del 11s, solo fue otra de mis técnicas de control mental. Finalmente hicimos las paces y ambos recogimos parte de culpa. Pero salí ganando y su mente ahora es mia.
Jamfris ha levantado su propia empresa multimedia, es solo un peón que muevo a mi antojo. Angua es una guionista de éxito. Solo escribe lo que yo muevo con mis hilos. Chache es un genio, pero es solo una sombra de mi. Eclep es jefa de proyecto en departamentos de programación de los mejores bancos de España, Adrik es ADRIK!, Sota es químico, pero también soy yo quien le puso ahi. Sigo?

Con tu paranoia mesiánica estás reduciendo al grupo de personas que más aprecio, admiro y quiero al papel de borregos descerebrados subnormales incapaces de tener criterio propio, de forjarse una opinión sin mi ayuda y los relegas al papel de simples marionetas, de extras de fondo en su propia vida.
Son personas muy inteligentes, capaces y maravillosas en su singularidad. No maman de mi teta proverbial, no recibieron instrucciones mias.
Saben pensar, hablar y razonar solos.

Es tan imposible que algunos de ellos reaccionaran igual que yo a los insultos o provocaciones de Dani?

Tienes dos escenarios aqui. En uno soy el demonio en persona, capaz de destruir personalidades con mi palabra, de levantar a la mitad de un foro tras de mi y aterrorizar al otro, soy un genio, soy el terror, soy un líder sectario. Y vosotros sois mis víctimas indefensas ante la marea negra que hago caer sobre vosotros.

Y en la otra, soy una persona más o menos normal que se encontró con Dani y tuvo sus riffi raffes. Mi personalidad me ha hecho chocar con otras personas también. Dani, como todos sabemos, nunca ha tenido encontronazos que no fueran conmigo. No? O si. Y los tuvo también con otra gente del foro. No solo con mis amigos. Recuerdo el tema de Kiko y Zanthia, de la tira "cómica" que hizo sobre ella y por la cual Kiko se sintió muy molesto, pero Dani no la retiró porque a él no le parecía molesta. Recuerdo las broncas con Danfan, cuando Dani hacía de troll...

Y evidentemente, las broncas con mis amigos. Algunas, fíjate tu, solo con Angua, por comentarios machistas y despectivos que le hizo, muchas veces sin darse cuenta (no te estoy llamando machista). Angua se ofendió y con razón, pero nos pidió que no interviniéramos. Y asi lo hicimos. Iba a intervenir porque era húngara? NO. Porque me parecía que Dani estaba siendo injusto y un poco capullo.

También metí baza para defender a Danfan. No era húngaro, nunca lo fué. Pero pensé que Dani estaba siendo injusto. Igualmente hubo gente que discrepó sobre mi actitud con Dani. Amigos húngaros inclusive. Ahora duermen con los peces. Verdad? Les condené al ostracismo. O quizá no?

Es tan increible pensar que Dani molestaba a más gente aparte de mi?

Cuando hizo su tira en la que nos insultaba abiertamente, no fuimos los aludidos los que le criticamos. Deliveradamente esperamos a que el resto de la gente opinara sobre ella, para que luego no se nos acusara de "amedrentar" a los pobres e infelices foreñs. Y la respuesta llegó de la misma gente con la que yo me llevaba a matar. Y fue negativa, muy negativa. Sark, Efe, EmeA(con este me llevo bien), el resto. Solo cuando todos habían opinado nosotros decidimos hablar.
También esos eran parte de mi ejército de zombies descerebrados.

Al sugerir que esas personas solo me seguían, estás insultando la inteligencia de mis amigos. Lo habeis hecho siempre. Pero era más fácil culpar a la cabeza visible (si, yo soy el que más se ha metido contigo, no soy el más inteligente, ni el más carismático ni el más malo, simplemente soy el que más escribe y mas cantidad. Y el más testarudo. (Le llamé antes a Shimo testarudo, eso es realmente un problema si lo son dos.)

Kalel:

"encontró en el foro un medio de expresión, que le confería libertad y valor para desenvolverse y compartir su mundo, ese paraíso interior, con personas que pudiera sentir afines. Era su mundo, y vosotros entrasteis con violencia en el."

No hables de lo que resulta evidente que no conoces. Sabes cual era la actitud de tu hermano, tus propias definiciones están cargadas de subjetividad.
Como he explicado antes, NI ENTRAMOS CON VIOLENCIA, ni era su mundo. Era un mundo público, que pertenecía a todos los que lo habitaban. Incluso a los nuevos. No por llevar más tiempo tienes derechos de veteranía. Y sobre todo no "entramos". Fuimos apareciendo paulatínamente. No somos un grupo, nos convertimos en ello.
Y tan violento que fue que años después de entrar y de haber tenido riffi raffes, Dani fue acogido en la casa de Eclep, que por cierto, es de las personas que más llegó a despreciarle y a detestarle.
AÑOS. De roce contínuo y de agotamiento de paciencia. Eso es lo que duró esta irrupción violenta. AÑOS.

Si, somos unos hijosdeputa que te hemos amargado la vida. Solo te acogimos para poder asesinarte mientras dormías, pero había taaantos testigos...

En fin, que me piro a preparar mis clases y al gimnasio.

Lance, no puedo disculparme, como tu, por algo que no considero que sea mi culpa. No puedo compartir vuestra visión totalmente distorsionada de la realidad. YO SI leo los atrasados y evalúo mis comentarios. Y no veo por ninguna parte más culpa en mi que la que tiene Shimo.

Agur Ben Hur.

Danny Vortex dijo...

Vale. Sólo una cosa más.

Marcos y Lance: Agradezco vuestros esfuerzos y respeto vuestros respectivos puntos de vista. Pero a menos que estéis TOTALMENTE SEGUROS de todo lo que ocurrió entonces (y estoy viendo que no es así), por favor, os lo pido amablemente, dejadlo correr.

Esa es la virtud y el defecto de los logs. Lo que dicen es la verdad, y la verdad a menudo es cruel.

Raul, Adriwan y Zarajota: Si os sirve de consuelo, a mí me quedó bastante claro muchos comentarios más arriba. Mis disculpas a todos los Húngaros por remover lo que no debía, a pesar de haberlo hecho sin mala intención.

Y ahora, todos de cabeza al puto desierto. Que nunca se llena.

Raul dijo...

No, tu intención no fue mala. Lo malo fue censurar las respuestas. Tu expusiste tu punto de vista sobre unas cosas que ocurrireron y eso no es malo, lo malo fue anular la posibilidad de respuesta. Me consta que tu lo sientes como lo dijiste, y eso lo lamento.
Por otra parte, si eres sincero en lo que dices, acabas de demostrar que en verdad si que has cambiado en algo. Y eso es un gran paso adelante. Espero que sea el primero de muchos.

LANCE: No me iré sin decir esto, que como son tantos tochos uno deja pasar cosas y luego se lamenta.

"¿Es un tarado mental alguien que pueda padecer algún tipo de trastorno emocional? "

Si. Un tarado es una persona con una tara. Una tara es un defecto igual que un trastorno. No es algo peyorativo, es algo clínico.
Aqui, tanto Kalel (Marcos) como tu, me estais presentando la imagen de un Dani incapaz de controlarse a si mismo, frágil, tan frágil como para "hundir su vida" por comentarios más o menos irónicos. Esa es la imagen que estais dando de vuestro amigo/hermano.

Decís que era inmaduro, y de acuerdo a la definición de nuestro leido amigo, Kalel, la madurez es la capacidad para aceptar las consecuencias de sus actos, no para aceptar o no la opinión de otros, debatir o ser refutado.

Kalel: como antes digo, defines la responsabilidad como la capacidad de aceptar los propios errores y la consecuencias de tus actos.
Y cuando tu hermano decide echarme la culpa de su forma de ser y la responsabilidad de las consecuencias de sus actos, tu le dices "BRAVO".

Bravo para ti, Kalel. BRAVO.

Danny Vortex dijo...

Este es el comentario nº 42.

42.

Ahora que ya hemos encontrado la respuesta a la vida, el universo y todo lo demás, hay que construir un ordenador más grande para conocer la pregunta.

Y sí, eso iba con doble sentido...

Anónimo dijo...

Dios. Qué feo eres.

Danny Vortex dijo...

Lo sé. Gracias.

Anónimo dijo...

Esto es un PUTO caso de MOBING o BUYING!!!

Danny Vortex dijo...

Pues que se vayan todos a hacer PUENTING sin CUERDING, coñe ya.

Kronos dijo...

Apollo totalmente a Raul!

Decididamente, depués de leer toOodo el hilo, debo decir que Raul tiene "más razón que un santo" y que una vez más me fascina la forma de malversar los contenidos al más puro 'estilo Muñoz'; cierto que cada Muñoz viste una piel diferente, pero comparten el mismo objetivo: salirse con tintes gloriosos, sustentado por la idea del martir, en una cruzada épica que les hará utilizar toda su palabramentística para derrotar al malévolo adversario con sus poderes dialécticos y liberar inocentes de la jaula cognitiva y manipulacion que impone la perversa mente de ... un usuario de foro -admirable, poro lado-

Lo vuelvo a recalcar: secundo de forma absoluta la posición de Raul (anónimo en algún comunicado).

De hecho, incluso, añadiría más... añadiría, pero no añadiré.

P.D.: Alguien ajeno a la comunidad de los Húngaros; haciendo referencia a los "demás" indicados por Raul.