10.1.06

En Busca de la Maleta Perdida (parte 3 de 5)

Si, de 5. Resumiré todo lo que queda en tres entregas, empezando por esta.

---21 de Agosto---

- Descosidos en el pantalón que compramos en Asuán. Y yo con mi descosido como un gilipollas madre.
- Parada en Esna, un pueblo que realmente hace honor a su nombre, "es ná". Ahí viajamos en calesa, encontramos el equivalente egipcio de un Corte Inglés (imaginadlo), y acabo probándome un cinturón nuevo enmedio de la calle, rodeado de egipcios de todas las edades que intentaban venderme más cosas. Y yo con mi cinturón como un gilipollas.
- Sin salir de Esna encontramos la Farmacia Preternatural, que de haber tenido menos luz habría parecido salida de una película de la Hammer.
- Antes de que se me olvide os hablaré de Kramy, el Guía Definitivo. Imaginad al actor ideal para interpretar a un jeque árabe y bajad un 80% al volumen de su voz. A eso, sumadle un amplio desconocimiento del mundo más allá de Egipto, la idea de que el Sol gira alrededor de la Tierra y es más pequeño que esta, que yo mismo tuve que corregirle en un par de templos y que no se sintió realmente a gusto hasta que llegamos al Museo del Cairo, momento en que se convirtió en un megaexperto de todo cuanto nos rodeaba. La verdad es que le cogimos cariño. Aquí lo tenéis, conversando con mi madre junto a las Pirámides (pero mejor no adelantemos cosas, que aún falta para eso). Sé que, por el gesto de mi madre, me arriesgo a ser desheredado por esta foto... pero como ya he dicho, ¡me encanta el riesgo!



- Empiezo a descubrir que mi fama de inmunidad contra los mosquitos va esfumándose. Y yo con mis ronchas como un gilipollas madre.
- Cumpleaños de Fausto en el barco. No nos lo dijo a ninguno del grupo (salvo a su mujer, claro), así que nos sorprendió bastante.



---22 de Agosto---

- Megamadrugón en Luxor. Vemos la salida del sol y vamos al Valle de los Reyes. Visitamos varias tumbas: las de Ramsés IX, Thutmosis III y Siptah (un rey sin numeración), siendo la segunda la más infernal de las tres: subida de escaleras interminables, bajada por rampa de piedra estrecha y empinada, interior asfixiante y similar a una sauna... y luego volver atrás. No me extraña que ahí Kramy no quisiera entrar. Llamadle tonto. He aquí una foto del grupo a la salida de esa misma tumba (de izquierda a derecha: María del Mar, mi madre, un servidor, Ana y Fausto). Debajo, nuestra llegada al valle.




- A estas alturas ya llevamos litros de agua bebida. El calor empieza a apretar y aún queda lo peor. Pasamos por uno de los talleres donde se fabrican artesanalmente la mayoría de souvenires de Egipto. Nuestra llegada desata el inicio de un espectáculo increíble. Los dueños (hablando en español) montan un show perfectamente coordinado en el que van mostrando piezas de las que fabrican en distintos colores, todo mientras pican piedra y cantan al ritmo de... ¡la Macarena! Espectacular. Mirad la imagen los incrédulos. Y no, ese no es el primo árabe de Cels Piñol (perdona Cels, era una tentación).



- Compramos un par de cosillas que nos gustan y vamos al Templo de la Reina Hatshepsut. Un templo que casi parece moderno por las curiosas formas de su arquitectura. La reina en cuestión fue la única mujer soberana de Egipto que se autoproclamó Diosa en vida. Ole.





- Seguimos la ruta matinal hasta el Valle de las Reinas. En este punto ya nos sentimos bastante reventados, y el calor comienza a ser insoportable. Y yo sudando a chorros como un gilipollas madre.
- De camino de vuelta al barco pasamos junto a los Colosos de Mennom, dedicados a Amenofis III. Nos detenemos a hacer unas fotos.



- Ducha, descanso, comida, vendedor de la tienda del barco que nos pregunta dónde estará la maleta (qué mala leche hay por el mundo) y más descanso.
- Salimos de nuevo. Visitamos el Templo de Karnak (donde, contrariamente a lo que se dice, hay dos obeliscos y no uno), a las 3:30 de la tarde en un día soleado de Agosto en pleno Egipto. ¡Y sobrevivimos! Nunca en mi vida he pasado tanto color ni he tenido que beber tanto para no deshidratarme.





- Para rematar pasamos por el Templo de Luxor (ya con mucho menos sol y una temperatura más soportable), y observamos un auténtico Expediente X...



- No, no me refiero al McDonalds. Hablo de algo que había dentro del templo, grabado en las paredes. Decidme si esto no es lo que parece. Es más, decidme cómo coño podían saberlo en esa época, sin microscopios ni hostias...

AVISO - IMAGEN NO APTA PA LOS CHURUMBELES (qué coño, eso les va a dar más ganas de mirarla)



- Un auténtico misterio, sin duda. Y no sería el único sitio donde veríamos un dibujo similar. De vuelta al barco, muero y resucito cuando tiran mi cadáver a la piscina. Comienza el viaje de vuelta hacia Asuán.



---23 de Agosto---

- Nos levantamos y estamos casi solos en el barco. Hay unos vendedores en barcas que nos tiran camisetas a los que estamos en la cubierta superior del Moon River (se las devolvemos a lo bruto. ¡Es la guerra!). Pasamos la mañana en la piscina y vemos el paso por la enclusa de Esna, algo que no pudimos ver en el viaje de ida porque fue cuando dormíamos. He aquí una secuencia de imágenes del paso por este punto (nótese el aumento del nivel del agua)





- Comemos parados junto a Esna y nos relajamos. La tarde se vuelve bastante monótona. Los tripulantes del barco me ven jugar con mi Nintendo DS y alucinan en colores.
- Cenamos cuando nuestro barco llega a Edfu. Algunos de los nuevos turistas españoles que subieron al barco en Luxor reconocen mi camiseta de los Mojinos Escozíos y se ponen a cantar Las Burbujitas.
- En las habitaciones nos han preparado nuevas sorpresas. He aquí un resumen de todas las que vimos a lo largo de las vacaciones.

¡El patito!


¡El cisne!


¡La casquería! (más otro patito)


¡El cocodrilo!


The Crocodile Hunter!


En la próxima entrega... ¡el gran templo de Horus en Edfu! ¡Una amanecer en Abu Simbel! ¡La llegada al Cairo! ¡Y MÁS DE MIL ELEFANTES! (after Pratchett)

Y será pronto. ¡Se lo juro, señora!

3 comentarios:

Armington Lewis dijo...

¿Haces fotos de un pato de toalla y no haces fotos de la Farmacia Preternatural? Imperdonable. Seguro que ahora ya no está en el mismo sitio, y que si le preguntas a cualquier habitante de Esna te dice que ahí nunca hubo una farmacia...

Koopa dijo...

Una farmacia, una farmacia... Uhm, demasiado Ubik... =P

Shimart dijo...

No te preocupes Armington. No hay fotos (creo, tendría que revisarlas, que hay tropecientas), pero me parece que existe un documento audiovisual (un video, vamos) que prueba la existencia de la farmacia.

Aunque no sé si el mundo está preparado para verla. Me viene a la mente la imagen de aquella tele en blanco y negro de los años 60 y... brrr... (escalofrío)