3.3.09

Quis custodiet ipsos custodes?



O lo que es lo mismo, ¿quién vigila a los vigilantes? Alan Moore y Dave Gibbons, por supuesto. Y ahora también Zack Snyder, que ha logrado llevar a cabo una hazaña cinematográfica que muchos (icluyendo a Terry Gilliam, que lo intentó) calificaron como imposible: trasladar a la gran pantalla la "Bíblia" de los superhéroes, el Ciudadano Kane de los cómics: Watchmen.


El pase de prensa ha empezado con un poco de retraso, pero la espera ha valido la pena. Es díficil hablar objetivamente de una película como esta cuando se tiene un punto de vista completamente influído por el cómic original (que he leído y releído hasta la saciedad), y más aún cuando esa misma obra ha alcanzado el status de "obra maestra intocable" para muchos. Pero puedo decir que, pese a notarse a tres kilómetros que Snyder ha tenido que recortar un montón de escenas (que aparecerán en su montaje del director) para que la duración de la película no hiciera sudar tinta china a los productores de la Warner, Watchmen me ha gustado. Y mucho.

No era nada, nada fácil condensar una historia tan densa y con tantos niveles de lectura en menos de 3 horas, pero por íncreible que parezca lo han conseguido. Sí, han quitado elementos. Sí, han cambiado otros. Sí, han exagerado algunos. Pero la esencia de Watchmen está ahí en todo su esplendor, para nuestro goce y disfrute. Tal vez lo único que se le puede reprochar es que cualquiera que no haya leído el cómic o simplemente crea que se trata de una película de superhéroes convencional, puede sentirse bastante mareado especialmente en la primera hora de película, donde hay una auténtica tormenta de datos a tener en cuenta muy importantes.

A excepción de Ozymandias (que me parece excesivamente siniestro), todos los personajes están interpretados magistralmente. Mención especial para Rorschach cuando le quitan la "cara" (como él llama a su máscara), que en los pequeños tics y sutiles gestos de su aparente inexpresividad, logra transmitir a la perfección todo el odio y la furia que arden en su interior. Dan y Laurie son un auténtico soplo de aire fresco en mitad de esta compleja historia, con momentos que van desde entrañables conversaciones sobre el pasado, hasta una tórrida escena en el interior de Archie (la nave del Búho Nocturno), bastante más explícita que en el cómic.

Y hablando de hacer las cosas más explícitas: más de uno apartará la vista de la pantalla en varios momentos extremadamente sangrientos, con Zack Snyder rozando el gore o directamente alcanzándolo sin cortarse un pelo. Sin embargo, esto mismo ayuda a comprender varios aspectos de los personajes, como por ejemplo la inhumanidad cada vez más palpable del Dr. Manhattan, en una escena de flashback en la que se le ve reventando gangsters a lo bestia sin ni siquiera pestañear.

La trama está sorprendentemente bien llevada y es muy fiel al cómic original. Incluso en algunos aspectos la mejora, como en el final con la aparición de cierto bichito gigante (que no voy a mencionar para no joderle el cómic a cualquiera que no lo haya leído aún), que aquí se cambia con algo bastante más lógico y consecuente con todo lo que se ha visto antes, sin por ello (y esto es lo importante) alterar el significado ni las intenciones de la mente maestra detrás de todo. Una pirueta con doble salto mortal que merece toda mi admiración hacia los guionistas y el director.

Hay montones de guiños visuales a los fans del cómic, pero la mayoría son bastante sutiles (como la bola de cristal encima de la tele cuando Laurie recuerda su infancia). La secuencia de créditos inicial, con el famoso tema de Bob Dylan que he puesto al principio, repasa la historia de América desde los 40 hasta los 80 de una forma triste y entrañable al mismo tiempo, mezclando elementos históricos reales con la vida de los Minutemen.

Podría extenderme mucho más, pero esto quedaría más largo que el propio cómic. Este es mi resumen final: Watchmen es una GRAN película de superhéroes, tal vez la mejor hasta la fecha junto con esa obra maestra llamada Batman Begins. Es también una adaptación más que aceptable, con algunos altibajos, con cambios (o resúmenes) que pueden gustar más o menos a los fans y ligeramente confusa en ciertos momentos, pero altamente disfrutable incluso para quien no haya leído la obra original. No es perfecta, pero le falta poco.

Qué pena que Alan Moore no la vaya a ver. Bueno, el barbudo se lo pierde...



PD: Ignoro si las voces del trailer se corresponden con las del doblaje español, ya que he visto la película en versión original subtitulada.

5 comentarios:

katakraos dijo...

tendré que verla pues :D

y con ganas ando :D

KalEl el Vigilante dijo...

Buena crítica :) Pregunta de delicada respuesta: ¿hasta qué punto han entrado las tramas colaterales de la parte de prosa de Watchmen -los cuadernillos finales- en la película? ¿O es principalmente de ahí de donde se ha recortado? Imagino que ni se menciona la influencia de Superman en el origen de los Minutemen, ¿verdad?

Scari Wó dijo...

Todas las críticas que he leído hasta ahora son positivas y me han entrado muchas ganas de ver la película, espero no llevarme un chasco luego... :s

Danny Vortex dijo...

Kal-El: las tramas de Bajo la Máscara y Cuentos de la Fragata Negra van en un DVD aparte, como supongo que ya sabrás. Aunque según comenta Snyder, es posible que se incluyan en la película en un futuro nuevo montaje. En cuanto a la influencia de Superman... mencionarse no se menciona, pero se ve a un grupo de gente quemando un muñeco con los mismos colores de Superman, aunque con un emblema diferente (de hecho se ve en el trailer). ¿Te vale eso? :OP

KalEl el Vigilante dijo...

Si Ridley Scott le ha podido sacar ya ¿4, 5? montajes a "Blade Runner" (y sin ni siquiera incluir ovejas mecánicas en ninguna de ellas), ¿por qué no un Director's Cut y un DVD Director's Cut para Watchmen?

Lo de Superman me parece un guiño muy inteligente. No dices que sea el origen "histórico" pero si el "padre espiritual". Me gusta.